26 de marzo
Domingo
Tormentas
22°
26°
Lunes
Tormentas
21°
28°
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
31°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 21 de marzo de 2017, 01:00

Intentan limitar el impacto de crisis y salvar exportaciones

El gobierno de Michel Temer trata de limitar el impacto del escándalo de la mafia de la carne, que ha derivado en la restricción de las exportaciones brasileñas a China, Europa, Corea del Sur y Chile, y ha puesto contra las cuerdas a uno de los sectores más fuertes de la economía del país.

En sus intentos por frenar la crisis, el gobierno de Temer anunció que ofrecerá una detallada explicación a las autoridades chinas para revertir la decisión de Pekín de suspender temporalmente las importaciones de carne. El escándalo se destapó el viernes cuando se reveló que la llamada Operación Carne Fraca (carne débil) había conducido a la detención de 33 fiscales sanitarios que flexibilizaban sus inspecciones o no las hacían a cambio de sobornos de plantas procesadoras vinculadas a grupos, como BRF y JBS, dos de los mayores exportadores mundiales del producto.

Según los investigadores, el fraude abarcaba desde cambiar la fecha de vencimiento del embalaje de carne ya caducada hasta inyectar agua en la carne de pollo para alterar el peso o utilizar ácido ascórbico para enmascarar el deterioro de los productos. “Tenemos un sistema muy riguroso de inspección sanitaria en Brasil. El número de funcionarios del Ministerio de Agricultura involucrados en los fraudes es diminuto”, insistió. efe