20 de julio
Jueves
Despejado
21°
Viernes
Despejado
24°
Sábado
Despejado
17°
27°
Domingo
Despejado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
jueves 20 de abril de 2017, 01:00

Intensas lluvias inundan calles, casas y derrumba muralla de escuela pública

Estructuras desplomadas, viviendas inundadas y humedad reinante en las paredes son postales ya comunes luego de cada lluvia, en la capital y especialmente en ciudades del interior del país.

Noelia Duarte, Wilson Ferreira y Juan José Brull

CIUDAD DEL ESTE Y PILAR

Las tormentas azotaron nuevamente a diversos departamentos del país y llenaron de agua las casas, los cultivos y los negocios de los lugareños, así como las calles de la ciudad, como en el caso de Ñeembucú, donde las fuertes lluvias golpearon de nuevo con violencia a todo el departamento.

Tanto, que las calles de la capital departamental se convirtieron en caudalosos ríos durante las copiosas lluvias, pues tan solo en abril ya cayeron 319,5 milímetros en Pilar.

Las precipitaciones y los consecuentes anegamientos obligaron a evacuar a pobladores de sitios más bajos de la ciudad. Igualmente, el evento severo provocó los imaginables trastornos para la vida cotidiana: caos vehicular y el perjuicio por el agua que entró en numerosas viviendas.

El intendente, Alfredo Stete, refirió que la ciudad tiene muchos problemas para el desagote rápido del agua caída, pero realizan estudios profesionales para buscar una solución a esto. "A dos familias traeremos al polideportivo hasta que pase la lluvia, y asistiremos con ollas populares donde se requiera, porque hay muchas familias que no están pudiendo trabajar".

Stete mencionó que cuenta con el apoyo de la SEN.

Alberdi. En Alberdi, la situación es similar, la lluvia no da tregua y no permite la recuperación de los caminos dañados. Hasta el momento llovió 140 mm, pero no se registró vivienda inundada alguna. "Ninguna persona reportó que su vivienda está bajo agua, pero el agua ya ingresó a muchas casas de los barrios bajos", comentó Víctor López, bombero voluntario.

La Municipalidad anunció que tiene a disposición vehículos en el caso de que se necesite trasladar a personas a zonas seguras. "Ya llovió bastante, pero se abrieron todas las compuertas y se está desaguando hacia el río", comentó Ana Villagra, de la Comuna.

CDE. Las lluvias y el fuerte viento que se abatieron en la zona, hace pocos días, literalmente destrozaron unos 100 metros de muralla de ladrillo hueco de la escuela Juana María de Lara, ubicada en el km 8 Monday, fondo.

El hecho se produjo el pasado fin de semana y no hubo heridos debido a que nadie estaba en la institución educativa en el momento en que la valla se vino abajo.

Los padres de familia coinciden en señalar que se trata de una desgracia con suerte, debido a que la muralla afectada está ubicada al costado del parque de niños, que en horas de recreo es muy utilizado por los chicos de la escuela.

Se trata del sector izquierdo, hacia la zona menos poblada del barrio y donde está instalado un asentamiento, cuya población es bastante irregular. La comunidad educativa está preocupada debido a que temen que por este espacio se ingrese a la institución con fines de robo, en horas de la noche, por lo que esperan una rápida respuesta por parte de las autoridades municipales, que ya anunciaron que intervendrán para recuperar la muralla caída.