21 de septiembre
Miércoles
Mayormente despejado
23°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
martes 15 de agosto de 2017, 01:00

Intendente urge intervención de EBY en playa encarnacena

Raúl Cortese

ENCARNACIÓN

La Municipalidad de Encarnación emplazó con carácter de urgencia a la EBY (Entidad Binacional Yacyretá), para que inicie los trabajos de ingeniería, ante el nuevo nivel de las aguas que hoy mantiene el río Paraná, en el eje Encarnación-Posadas.

“Creemos que van a hacer su trabajo, estamos convencido que así lo harán debido a que se tratan de trabajos que se encuentran contemplados dentro de sus obligaciones, que tienen que ver con el mantenimiento de la defensa costera”, significaba el intendente de la ciudad, Luis Yd, quien aseguró que si la EBY no lo puede hacer lo hará la Municipalidad.

En los últimos días, el nivel de las aguas del Paraná aumentó pero sin llegar a los niveles anteriores, prácticamente, un metro menos y allí se quedaron sin avanzar un solo centímetro más. Las playas Pacú Cuá, San José y Mbói Ka’e, evidencian los efectos de esta nueva altura y en sus defensas costeras se observa una nueva marca de las aguas del Paraná.

Se exponen casi al ras del agua las piedras que anteriormente tenían como objetivo detener la arena que se cargaba en la zona, para la diversión del turismo en general. La situación comienza a preocupar a los locales ya que pone en peligro el éxito del próximo verano, debido a que las principales playas de la ciudad –con estas alturas actuales del río Paraná– no pueden ser utilizadas. Urgen obras de ingeniería como pedraplenes a ser construidos y toneladas de arena que deben de ser cargadas en estas playas, para poder garantizar a los bañistas su seguridad.

Preocupación. Ante el pedido de la Municipalidad y la ausencia de acciones, hay preocupación sobre todo por la industria sin chimenea, que año tras año atrae a turistas de Paraguay y el mundo, dejando importantes ganancias.

Los anteriores niveles de altura del Paraná fueron en más de una ocasión denunciados por distintos ex funcionarios de la represa, quienes señalaban que se sobrepasaban los límites permitidos con el propósito de poder generar más energía eléctrica y satisfacer una demanda insatisfecha de los vecinos argentinos. Como consecuencia se denunciaba (con poco éxito) el daño a las turbinas de la represa y a la misma estructura de la represa, por estar permitiendo que la cota establecida haya sido superada con el registro de fuertes tormentas en la zona.

Si bien existe una preocupación al respecto y al futuro de las playas de la ciudad, hasta el momento solamente la Municipalidad de la ciudad de Encarnación toma cartas en el asunto, no así la Cámara de Comercio, el gremio de los hoteleros y otras agrupaciones relacionadas con el turismo, que hasta el momento se han pronunciado sobre este preocupante problema.