10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 25 de agosto de 2016, 01:00

Intendente fue imputado por disparar a cura tras reclamo

Por Carlos Aquino

SAN PEDRO

Una comitiva fiscal-policial encabezada por la agente Carolina Barriocanal, de Santaní, allanó ayer el domicilio del intendente municipal de Choré, Carlos Giménez, además de su establecimiento ganadero ubicado en la compañía Plácido, del mismo distrito, en busca de evidencias en el caso de los disparos con arma de fuego denunciado por el cura párroco Bernardo Cristaldo Mieres.

Asimismo, la fiscala presentó imputación contra el jefe comunal por coacción grave y transgresión de la Ley de Armas y solicitó las medidas restrictivas como prohibición de salida del país y no acercarse a la víctima.

PROCEDIMIENTOS. Durante el allanamiento de los inmuebles, los investigadores se incautaron de un revólver calibre 45 con varios proyectiles hallado en la vivienda, además de un estuche nuevo de una pistola 9 mm, con dos vainillas servidas encontradas en el establecimiento ganadero.

Con respecto al revólver calibre 45 encontrado durante el procedimiento fiscal y policial, la representante del Ministerio Público indicó que el arma de fuego será analizada al igual que un estuche nuevo de una pistola marca Glock de procedencia israelí.

“Aquí en su estancia (el intendente Giménez) suele venir, pero no muy a menudo, según lo que mencionó su capataz, quien expresó que no tiene armas en este lugar; sin embargo, se logró hallar un estuche de pistola con dos vainillas servidas en su interior. Todas estas evidencias serán analizadas”, expresó la fiscala Barriocanal.

El sacerdote Bernardo Cristaldo Mieres presentó denuncia contra el intendente municipal de Choré, Carlos Giménez, por los disparos que realizó el jefe comunal “que fueron muy cerca mío”.

La denuncia fue realizada en la Comisaría 3ª de Choré. El hecho ocurrió el pasado domingo, a la tarde.

El padre Cristaldo Mieres relató que el intendente “llegó y entró al patio y comenzó a reclamarme; me di cuenta de que estaba muy alterado, traté de calmarle, pero ahí más se enojó y en un momento dado sacó su arma de fuego y disparó varios tiros, no sé cuántos, pero fue a centímetros de mi humanidad; por cierto, no me hirió. Allí intervinieron varios vecinos que le sacaron el arma”.