5 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 20 de julio de 2016, 17:33

Intel sufre una caída de beneficios por su proceso de reestructuración

Nueva York, 20 jul (EFE).- La firma tecnológica estadounidense Intel informó hoy de un fuerte retroceso en sus beneficios, fundamentalmente por el profundo proceso de reestructuración que lleva a cabo para ampliar su línea de negocios.

El líder mundial en semiconductores informó que entre enero y junio pasados su ganancia neta alcanzó los 3.376 millones de dólares, un 28 % menos que los que tuvo en el primer semestre del año pasado.

El beneficio semestral por acción fue de 69 centavos de dólar, frente a los 96 centavos que tuvo entre enero y junio del 2015, aunque sus ingresos semestrales crecieron un 4,8 %, hasta los 27.235 millones de dólares.

Sólo en el segundo trimestre del año, el período que más de cerca estaba siguiendo hoy Wall Street, la firma tuvo unos beneficios netos de 1,330 millones de dólares, la mitad de los 2.706 millones que registró en el mismo período de 2015.

El beneficio neto trimestral por acción fue de 26 centavos de dólar, frente a los 55 centavos que tuvo en el segundo trimestre de 2015, según informó la compañía al dar cuenta de estos resultados al cierre de las operaciones de Wall Street.

Aun así, Intel pudo aumentar sus ingresos trimestrales en un 3 %, hasta los 13.533 millones de dólares.

La compañía, con sede en Santa Clara (California), al informar de estos datos señaló que los ingresos logrados cumplen con sus expectativas y el beneficio fue mejor de lo que esperaba, según el consejero delegado de Intel, Brian Krzanich.

Parte de la caída en sus beneficios trimestrales está ligada a procesos de reestructuración para reducir costos. En abril pasado anunció planes para recortar 12.000 puestos de trabajo, una suma equivalente al 11 % de su fuerza laboral.

Hoy informó que, hasta ahora, se ha desprendido de unos 6.000 empleados, y durante el trimestre más reciente reservó cerca de 1.410 millones para el costo por este proceso de reestructuración.

Los analistas estaban esperando que en el segundo trimestre de este año el beneficio ajustado por acción fuera de 53 centavos de dólar, frente a los 59 que anotó y que tiene en cuenta operaciones extraordinarias.

Pero los analistas también esperaban unos ingresos trimestrales superiores a los que registró.

Por esta razón, en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de Wall Street los títulos de Intel bajaban cerca del 2 %, en una jornada en la que los mercados bursátiles han cerrado en niveles históricos gracias al impulso del sector tecnológico.

Ese impulso permitió a Intel cerrar este miércoles con un avance del 1,54 %, pero el mercado espera que este jueves, cuando se recuperen las operaciones habituales en el parqué neoyorquino, el mercado castigue a la firma tecnológica por los datos de hoy.

Gran parte de la reestructuración que busca Intel está ligada a su intento de ir más allá de los productos que tradicionalmente viene fabricando, incluidos los semiconductores, para ampliar en campos como sistemas de almacenamiento virtual.

"Aunque vemos con cautela el mercado de computadoras personales, estamos previendo un crecimiento en 2016 a partir de la fortaleza de nuestro centro de datos, la 'internet de las cosas' y las soluciones de programación", agregó Krzanich.