8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 25 de agosto de 2016, 01:00

Instituto del Cáncer deriva pacientes y eso ya le costó G. 198 millones

Hace un mes y diez días, los usuarios que van al Instituto Nacional del Cáncer, ubicado en Areguá, para la radioterapia son derivados al Laboratorio Codas Thompson. Los 40 días corresponden a los días que lleva averiada la máquina del instituto. Hasta el momento la derivación de pacientes al laboratorio privado tiene un costo de G. 198 millones comentó el director de la institución doctor Julio Rolón.

Detalla que el problema radica en el acelerador que debe ser cambiado y cuyo costo es de USD 150.000. La inhabilitada máquina tiene una antigüedad de 9 años y realiza unas 120 sesiones de radioterapia al día.

Rolón detalla que el aparato cayó cinco veces el año pasado y en el 2016 en cuatro ocasiones. Por tal motivo, decidieron realizar el contrato de contigencia con el laboratorio privado. Agrega además que dicho contrato prevé la derivación de pacientes cuando la lista de espera es larga.

El director del centro asistencial comentó que están aguardando la llegada de los ingenieros de la empresa Variam. Ellos se encargarán de dar un diagnóstico más detallado del problema. Rolón calcula que esto durará aproximadamente un mes más.

Puntos críticos. Otros inconvenientes en el nosocomio actualmente tienen que ver con el laboratorio y la terminación del búnker para otra máquina de radioterapia. En el caso del laboratorio, la renovación de equipos hace que los servicios como hemogramas y lo concerniente a análisis clínicos. Ante esta situación los pacientes son derivados al Hospital de Itaguá o al distrital de Capiatá. “En algunos casos la empresa que está realizando los cambios se ofreció a hacerse cargo de los estudios más complejos”.

Dijo que en diez días el laboratorio estará operando de nuevo. En tanto, el búnker estará terminado.