22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 1 de abril de 2017, 01:00

Instan al país a aprovechar la mejoría de grandes vecinos

Argentina y Brasil, los gigantes del Mercosur, tienen perspectivas favorables y están mostrando mejoras en sus economías, resaltó José Juan Ruiz, economista jefe y gerente del Departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Esto es una buena noticia para Paraguay, debido a la vinculación económica con sus países vecinos, dijo Ruiz, durante la presentación de la primera parte del Informe Macroeconómico de América Latina y el Caribe 2017. El documento fue lanzado en el marco de la Asamblea de Gobernadores del BID, que se realiza en nuestro país.

En general, el panorama económico de América Latina y el Caribe está mejorando, impulsado por una economía mundial fortalecida, mejores posiciones fiscales, menores presiones inflacionarias y perspectivas más favorables para Argentina y Brasil, explicó.

El desempeño de ambos países tiene un gran impacto en la región, reiteró Ruiz. Dada la interconexión de estas economías, una ganancia o pérdida combinada de USD 20.000 millones en el PIB de las mayores economías de Sudamérica podría añadir o sustraer USD 70.000 millones al PIB de la región entera en el trienio 2017-2019, explicó.

Reiteró que la perspectiva de crecimiento de la región es del 2%. Un número que puede parecer pequeño, pero significativo teniendo en cuenta las crisis que sufrieron los gigantes de la región en los últimos años. “Este va a ser el trimestre de mayor estabilidad y apreciación del dólar. América Latina finalmente está absorbiendo los shocks que ha tenido desde el 2008”, dijo.

Otro aspecto positivo es que la inflación “dejó de ser identidad de América Latina”. Este hecho también se constituye en un gran estímulo para la economía, agregó luego.

“Estamos vivos. Hemos sobrevivido una acumulación de shocks desde el 2008, estamos creciendo, pero no en el potencial que podemos”, manifestó.

Por último, recalcó la necesidad en la región de que se mantenga la estabilidad política y los logros sociales de los últimos doce años para sostener el ritmo de crecimiento.