6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 31 de octubre de 2016, 01:00

Instalarán control para superar degradación en la reserva San Miguel

Con el objetivo de combatir la progresiva ocupación que se da en amplios sectores de la reserva ecológica del Banco San Miguel, que trae consigo el relleno irregular de los humedales con escombros y basura, la Comuna capitalina proyecta instalar un puesto de control en algún punto de la calle San Estanislao.

José Escauriza, del Departamento de Fiscalización Ambiental de la institución municipal, explicó que la implementación de esa medida está prevista para antes de la finalización de este año.

El técnico aclaró que con la intervención en ese punto ribereño se podrá verificar qué tipo de vehículos ingresa a esa área silvestre protegida, creada por Ley 2715/05, qué materiales se llevan a este territorio y si la gente va con pretensión de instalar sus casas en el lugar.

Acotó que por suerte existen pocos sitios por donde se puede acceder clandestinamente al lugar, una vez que se habilite el mencionado puesto de control.

La arquitecta Teresa Ruiz Díaz, de la Asesoría Técnica Ambiental de la Comuna asuncena, sentenció que “es imposible detener todo esto con controles ocasionales. Aquí entran desde motocarros hasta camiones de gran porte que meten escombros y basura para rellenar los humedales, con lo que causan un tremendo daño al ecosistema de la reserva”.

CONTAMINADO. En un recorrido realizado por varios puntos del Banco San Miguel se pudo constatar la alta contaminación existente y la invasión de terrenos por parte de familias y empresas.

Todo el sector de playa que era objeto de campañas ciudadanas de limpieza para su preparación para el momento de llegada de las aves migratorias hoy está lleno de basura y con peces, caracoles, insectos y otras especies muertas regadas por todo el lugar.

En cuanto a casas que se levantan se tienen las precarias de terciada y chapa y las de material, lo que evidencia que las ocupaciones se van afianzando.