21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
18°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
viernes 24 de marzo de 2017, 01:00

Inminente desalojo genera fuerte tensión en Capiibary

Carlos Aquino

SAN PEDRO

Momentos de mucha tensión se vivieron ayer cuando alrededor de 5.000 pobladores de Capiibary, San Pedro, se manifestaron cerrando la ruta 10 Las Residentas a la altura de la calle 3 de Noviembre de este distrito.

Pobladores de Añaretangue y Tapiracuai Loma apoyados por habitantes de todo el distrito, encabezado por el propio intendente David González (PLRA), llevaron adelante esta medida de fuerza, exigiendo la inmediata anulación de la resolución emanada del juzgado del décimo sexto turno de la capital, donde se ordena el desalojo de 97 familias tras una denuncia presentada por el Indert.

Los pobladores afectados dicen que ocupan estas tierras desde hace 30 años, muchos ya cuentan con títulos de propiedad y otros con expedientes abiertos en el Indert.

Declararon persona no grata a la jueza de Paz local, Mirta López, que según la denuncia de los pobladores elevó un informe en donde consta que esos lotes no estaban ocupados.

El intendente local David González, quien declaró asueto por dos días (ayer y hoy), cuestionó duramente a Justo Cárdenas, titular del Indert, y denunció que se trata de un atropello a la propiedad privada “Esto es una aberración jurídica. Esta gente no puede ser desalojada después de ocupar 30 años una propiedad, es más, muchos ya cuentan con títulos de propiedad, y como autoridad estaré enfrente de esta lucha para defender a estos compatriotas. No vamos a permitir ningún despojo que esta propiciando el Indert. Lo que quieren hacer es sacar de los legítimos dueños y entregar a supuestos campesinos sintierras y eso sería provocar una guerra entre campesinos”, expresó.

“Si el Gobierno quiere guerra sacándonos nuestras tierras que legítimamente nos corresponde, pues habrá guerra, por que defenderemos como sea nuestras tierras”, expresó Juan Ávalos, uno de los afectados.

La gran cantidad de manifestantes rebasó la capacidad de las fuerzas policiales que nada pudieron hacer para evitar el prolongado cierre de la mencionada ruta.

Según los organizadores, la medida de fuerza continuará esta mañana y anuncian que la cantidad de manifestantes se multiplicará. Así mismo explican que será por tiempo indefinido hasta que se anule la resolución por la cual se ordena el desalojo de 97 familias campesinas.