27 de abril
Viernes
Despejado
23°
Sábado
Despejado
13°
25°
Domingo
Mayormente nublado
15°
24°
Lunes
Mayormente nublado
16°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 11 de julio de 2016, 13:36

Inicia la sesión de la sentencia sobre los acusados por la masacre de 2012 en Paraguay

Asunción, 11 jul (EFE).- El tribunal a cargo del caso de la masacre de Curuguaty, que en 2012 causó la muerte de 17 personas (once labriegos y seis policías) y el cese del presidente Fernando Lugo, inició hoy la sesión para dar lectura de la sentencia contra los once campesinos acusados por este caso.

Al inicio de la sesión, el presidente del Tribunal de Sentencia, el juez Ramón Trinidad Zelaya, declaró que, debido a la complejidad del caso y el volumen de pruebas, solo se dará lectura a la parte resolutiva de la sentencia, mientras que la sentencia íntegra del caso se leerá el próximo lunes.

Los once campesinos están acusados de la muerte de los seis policías y se reparten los cargos de homicidio doloso, invasión de inmueble ajeno y asociación criminal.

La Fiscalía pide que se les impongan penas de entre 5 y 30 años de prisión, mientras que la defensa pide su absolución.

El Ministerio Público nunca investigó las muertes de los labriegos.

Previo al inicio de la lectura del veredicto, cientos de personas se concentraron frente al Palacio de Justicia para seguir la lectura del juicio con cánticos a favor de la absolución de los once campesinos acusados.

Además, el acceso al Palacio de Justicia estuvo custodiado por varias hileras de oficiales de policía y personal antidisturbios.

El caso Curuguaty (este de Paraguay) se refiere a un operativo realizado el 15 de junio de 2012 por varios centenares de policías, que acudieron a desalojar a unos 70 campesinos de las tierras que habían ocupado para pedir que se integrasen a la reforma agraria.

Durante el desalojo se produjo un tiroteo en el que murieron once campesinos y seis policías.

La matanza de Curuguaty sirvió de base al entonces opositor y hoy gobernante Partido Colorado para impulsar la destitución de Lugo en un juicio político tildado de irregular por instituciones como Mercosur y Unasur.