16 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 3 de abril de 2017, 01:00

Ingeniero

El joven Rodrigo Quintana no era diferente a un joven de campo, quien luchaba por alcanzar sus sueños pese a la humildad y múltiples necesidades. Trabajaba en un taller de motos, labor que realizaba con su hermano Fidel.

Era padre de una niña llamada Sol, de 8 años de edad.

Hace dos años ganó la presidencia juvenil distrital de su partido, el PLRA.

Le gustaba la jineteada, mencionaron sus amigos.

Su padre Fidelino demostró el orgullo que sentía por Rodrigo en medio del dolor, diciendo que tenía muchos amigos y que tenía un don que era “no poder decirle que no, porque te convencía”.

“Era un líder natural”, mencionaron sus vecinos que lo recuerdan como un buen hombre, trabajador y solidario.

iba a recibirse. Irónicamente, este año Rodrigo se iba a convertir en ingeniero agrónomo ya que tenía culminado el quinto año y estaba haciendo su tesis para disponer a recibirse.

Su título se lo confirieron póstumamente ayer.

Según dueños de la universidad, Rodrigo soñaba con ser ingeniero e iba a ser la primera camada que se recibiría en la ciudad.