9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 12 de agosto de 2016, 08:10

Informe advierte que pueden aparecer miles de "nuevos pobres" en Argentina

Un informe de la Universidad Católica Argentina (UCA) advirtió hoy que pueden aparecer "miles" de nuevos pobres de sectores de clase media-baja si las medidas sociales del Gobierno son "débiles", lo que se sumaría al millón que ya surgió desde la llegada de Mauricio Macri al poder en diciembre.

EFE

"Muy rápidamente pueden sumarse miles de nuevos pobres" al "millón" que ya apareció en los primeros cuatro meses del año si "las medidas de protección social tardan más de lo previsto, resultan débiles o no llegan", apunta el Barómetro de la Deuda Social Argentina presentado hoy en Buenos Aires.

El Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA establece que la tasa de pobreza urbana aumentó un 3,6 % en los primeros cuatro meses de 2016, hasta afectar a un 32,6 % de la población, mientras que la de indigencia alcanzó el 3,7 %, un punto más.

Las cifras son ligeramente inferiores a las estimadas en marzo, cuando la tasa de pobreza se situó en el 34,5 %, mientras que la de indigencia fue del 6,9 %, un descenso que se debe a aumentos en los ingresos de algunas familias, en las asignaciones universales y en las jubilaciones.

Por su parte, tanto la canasta básica alimentaria como la total, que incluye también bienes y servicios no alimentarios, como vestimenta, educación o salud, sufrieron alrededor de un 12 % de aumento entre diciembre de 2015 y abril pasado.

Ahora, la canasta básica alimentaria de una familia tipo -matrimonio de 35 y 31 años con niños de 5 y 8 años- es de 7.877 pesos (unos 528 dólares).

La UCA señala que en estas estimaciones no se tuvieron en cuenta factores como los despidos ocurridos en el sector público y privado, los recortes en sueldos y tiempo de trabajo, ni tampoco los recientes anuncios de incrementos en el transporte y las tarifas de servicios públicos.

Por ese motivo, agrega, cabe suponer que los resultados obtenidos están "subestimando" las tasas de indigencia y pobreza durante el primer trimestre del año.

El informe advierte que cerca del 20 % de los hogares urbanos "no accede a cobertura social" al no estar ligada al empleo formal ni proceder de los segmentos más pobres de la población.

Este sector no solo presenta "altos niveles de vulnerabilidad", sino que también está fuertemente afectado por el "proceso de ajuste" del Gobierno actual.

En este sentido, la elevada inflación, los altos niveles de incertidumbre respecto al empleo y la falta de señales claras en materia de inversión contribuye a la generación de una "nueva capa de pobres", revela el estudio denominado "Tiempo de Balance: Deudas Sociales Pendientes al Final del Bicentenario".

A su juicio, el mayor riesgo de empobrecimiento lo están experimentando los segmentos que "sobreviven en la frontera de la pobreza desarrollando pequeñas empresas, emprendimientos familiares, trabajos por cuenta propia o empleos precarios".

El balance de la pobreza para el periodo 2010-2015 es, a juicio de la UCA, "negativo" ya que en diciembre pasado, el 48 % de los hogares urbanos del país -el 54 % de la población- estaba afectado por al menos una de las carencias que conforman la pobreza estructural, como la inseguridad alimentaria (15 %), una vivienda precaria (22 %) o exclusión educativa (20 %).

El Observatorio hace hincapié en que esta situación no es consecuencia de la "herencia recibida" de Gobiernos anteriores sino que se debe a una "acumulación" de desaciertos, incapacidades y "descompromisos dirigenciales" durante varias décadas.

Por otro lado, critica que los empresarios "empoderados" han sabido y podido "protegerse" frente a la incertidumbre y han cometido "abusos" como el aumento de precios, incluso después del ajuste de tarifas,

En esta línea, los actores sindicales optaron por negociar salarios reales "a la baja" buscando cubrirse del desempleo, apunta.

El informe se basó en la Encuesta sobre la Deuda Social Argentina (EDSA), realizada entre 2010 y 2016 sobre una muestra de 5.680 hogares de 17 aglomerados urbanos con más de 80.000 habitantes.