5 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
lunes 18 de julio de 2016, 12:37

Indignación durante lectura de la sentencia del caso Curuguaty

Las personas que se encuentran en la explanada del Palacio de Justicia escuchando la lectura de la sentencia del caso Curuguaty no dejan de mostrar su indignación, ante cada línea se expresan con gritos así como con carteles preparados con anterioridad.

En medio de gritos de "Justicia" y "Absolución ya" se realiza la lectura de la sentencia, en el barrio Sajonia de la capital de la República.

Niños, jóvenes y ancianos se autoconvocaron en ese lugar, la mayoría son familiares de los acusados y condenados en el caso.

Embed

Además se encuentran representantes de varias organizaciones locales, ciudadanos que apoyan la absolución, así como un gran contingente de seguridad desplegado en los alrededores del edificio de la Corte.

Embed

Se previeron unos 1.500 efectivos policiales para la lectura de la sentencia. Además, se reportó la presencia de francotiradores para custodiar la zona del Palacio.

Embed

Tránsito. En los alrededores del Palacio de Justicia fue desviado el tránsito y se estima que el operativo no tiene precedentes.

Impuntualidad. Si bien la lectura de los argumentos de la sentencia debía comenzar a las 11.00, los preparativos -como instalación de toldos, mesas y sillas donde posteriormente se instalarían los magistrados y las personas que se encargarían de la lectura- iniciaron a esa hora.

La lectura de la sentencia comenzó con varios minutos de retraso, lo que caldeó un poco más los ánimos de los familiares de campesinos condenados y organizaciones civiles que desde tempranas horas se encuentran apostados en el lugar.

Antecedentes. El 15 de junio de 2012 fallecieron 11 campesinos y 6 policías durante un procedimiento de intento de desalojo, mientras que la orden era de allanamiento. A raíz de la masacre fueron condenados 11 campesinos entre 4 y 35 años de prisión.

Tras conocerse la resolución, varios familiares, amigos y abogados ocuparon la sala de juicio por casi 48 horas. Asimismo, organizaciones realizaron marchas y movilizaciones frente al Poder Judicial, donde siguen encadenados parientes de los campesinos y hasta el propio Adalberto Castro, quien fue recientemente liberado.

APARECEN EN ESTA NOTA