24 de junio
Sábado
Parcialmente nublado
19°
28°
Domingo
Muy nublado
18°
28°
Lunes
Mayormente nublado
18°
27°
Martes
Muy nublado
18°
28°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
martes 14 de febrero de 2017, 01:00

Indigna no recontratación de médico que asiste a nativos

La descontratación del doctor Ernesto Morel Aponte, quien fuera encargado de la Unidad de Salud Familiar de La Patria, Departamento de Mariscal Estigarribia, desató en las redes sociales la indignación de la ciudadanía que ya conocía su trabajo con los nativos Manjui, Ayoreo y Guarani Ñandéva, luego de haber viralizado en julio de 2015 una foto en donde denunciaba el abandono a indígenas de la zona.

Morel volvió a usar las redes para informar que no le renovaron el contrato “por motivos totalmente absurdos y ajenos” a su profesión. “Me gustaría creer que esto no tiene nada que ver con las denuncias que presenté hace un año sobre la inasistencia por parte de las autoridades hacia nuestros hermanos originarios”.

En aquella ocasión denunció que las autoridades de la XVI Región Sanitaria - Boquerón le habían amenazado con no renovar su contrato en ese año, pero la presión mediática evitó la vendetta. La denuncia de 2015 volvió a ser la nota más leída el fin de semana.

El pasado 8 de febrero, el médico recibió la notificación sobre su no contratación, argumentándose que Morel no se ajusta a la normativa vigente, la Resolución de Recursos Humanos Nº 4116/16, que establece la calificación mínima de tres para seguir en el sistema.

La obstetra Carolina Galeano, compañera del doctor Morel, tampoco fue recontratada en noviembre de 2016. Sostiene que su crimen fue unirse a la noble causa de denunciar las injusticias por las que atravesaba la comunidad Manjui. Dijo estar desempleada, madre soltera a cargo de 5 hijos y una madre con secuelas de accidente cerebrovascular. “Además estoy luchando con un diagnóstico desfavorable de cáncer de mama”, expresó.

También en Curuguaty, Fredy Méndez denunció que fue descontratado, junto con su compañera de trabajo, Ladislada Vera, del puesto de salud de la colonia indígena Río Verde por exigir sus derechos. María Antonieta Villalba, directora de la 14ª Región negó que exista persecución. Dijo que tampoco alcanzó la nota.