25 de julio
Martes
Mayormente despejado
17°
33°
Miércoles
Despejado
16°
32°
Jueves
Despejado
16°
31°
Viernes
Despejado
17°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 20 de abril de 2017, 01:00

Indígenas reclaman en su día por tierras, salud y educación

Con una marcha por las calles de la capital, indígenas de contextos urbanos se manifestaron ayer en coincidencia con el Día del Indígena Americano. Reclamaron becas y la garantía de una educación de calidad para los niños. Así también, el acceso a derechos básicos como la vivienda y la salud a través de móviles o unidades sanitarias.

Cada 19 de abril se conmemora este día para honrar a quienes fueron los primeros habitantes de estas tierras.

“Hay todavía familias que se dedican a la recolección, pero esto va cambiando por la necesidad”, explicó Ana Romero, una de las líderes de la comunidad urbana tras la manifestación de la jornada, que partió de la Plaza Italia rumbo al Indi, Senavitat y el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC).

“Nosotros lo que reclamamos son más escuelas, unidades de salud y más tierras para poder trabajarlas, de no cumplirse esto, pretendemos más protestas”, apuntó.

El acceso a la tierra y la posibilidad de producirla para cubrir las necesidades básicas son las principales problemáticas de los pueblos originarios, según la óptica del titular del Instituto Paraguayo del Indígena (Indi), Aldo Saldívar. El alto funcionario refirió a Última Hora que “con su forma ancestral de recolección, los indígenas no van a obtener los recursos para satisfacer estas necesidades, pueden hacerlo con el modelo productivo. Van a requerir transformar esa cultura de recolección a una cultura de producción”, aseguró.

A criterio de Saldívar, esta modificación de la cultura llevará a los pueblos originarios a “adecuarse al proceso de desarrollo del país”.

Recursos. El titular del Indi manifestó que uno de los dramas institucionales es la distribución del presupuesto, donde de los G. 77.000 millones anuales, el 80% se destinan a la compra de tierras.

“Así es imposible la inversión en desarrollo, además atrae al negocio de la venta de tierras donde participan terceros, en complicidad con líderes nativos”, expresó.

Datos del Instituto indican que los pueblos originarios tienen en el país 1.200.000 hectáreas.