8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 10 de agosto de 2016, 08:00

India presenta un vídeo para acusar a Pakistán de atizar la protesta en Cachemira

Nueva Delhi, 10 ago (EFE).- Las autoridades de inteligencia indias presentaron hoy un vídeo con la confesión de un supuesto terrorista paquistaní detenido en Cachemira que afirma que Islamabad ha atizado las protestas y violencia que han dejado en el último mes al menos 56 muertos y miles de heridos en esa región disputada.

El inspector general de la Agencia Nacional de Investigación (NIA), Sanjeev Kumar, mostró en una comparecencia el vídeo de Bahadur Ali, un presunto miembro del grupo terrorista paquistaní Lashkar-e-Taiba (LeT) detenido hace quince días en la Cachemira india.

Kumar indicó que han encontrado "todo tipo de evidencias" de que Ali fue instruido para aprovechar la situación que vive Cachemira y aseguró que el LeT ha recibido ayuda del Ejército de Pakistán para "extender la agitación" en esa región.

En la confesión Ali señala que estuvo en campos de entrenamiento del LeT, organización responsable de los atentados terroristas de Bombay de 2008, y que había cruzado al lado indio en junio junto a otros dos cuadros de ese grupo.

La presentación pública del vídeo se produce en la misma jornada en que el Parlamento indio abordó la situación en la región de Cachemira y un día después de que el Tribunal Supremo indio anunciara una investigación sobre la muerte de un joven en las protestas.

Ayer el Gobierno convocó al embajador paquistaní en la India para presentar una "fuerte protesta" por lo que considera continuo "terrorismo transfronterizo" desde el lado paquistaní de la Línea de Control (LoC) que sirve de frontera de facto entre los dos países en Cachemira.

La parte india de esa región que se reclaman mutuamente ambos países vive hoy una nueva jornada de toque de queda después de más de un mes de protestas, que explotaron tras la muerte de un insurgente separatista el 8 de julio.

Pakistán ha rechazado a través de su portavoz de Exteriores cualquier implicación en las protestas de Cachemira asegurando que no permite la actividad de terroristas en su territorio.

Ayer, el primer ministro indio, Narendra Modi, llamó a "dialogar" para resolver los problemas en Cachemira, en su primera alusión al tema desde que comenzaron las protestas.

También el martes, el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, envió una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon y al Alto Comisionado de los Derechos Humanos solicitando "esfuerzos" para evitar la violación de los derechos fundamentales en la Cachemira india.

La India y Pakistán mantienen reclamos de soberanía sobre Cachemira desde la partición del subcontinente indio en 1947 tras su independencia del Imperio británico, y han librado dos guerras así como diversos incidentes bélicos.