25 de septiembre
Domingo
Despejado
11°
27°
Lunes
Despejado
13°
30°
Martes
Despejado
16°
33°
Miércoles
Calor
18°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 12 de septiembre de 2016, 01:00

Indagan a comerciante por doble crimen

Por Elías Cabral

CANINDEYÚ

De los primeros informes de los análisis de las evidencias levantadas en la escena del crimen ocurrido el miércoles pasado en Salto del Guairá, los investigadores sindican como principal sospechoso a un comerciante de la zona, identificado como Héctor Fabián Fernández, gerente general del Shopping Mappy. El mismo ya cuenta con orden de captura y actualmente está prófugo.

Las víctimas del doble homicidio: Víctor Ramón González (55) y su padre Víctor González Núñez (86), este último falleció en la tarde del sábado en un centro asistencial del Brasil.

Las pruebas. Los principales elementos con que cuentan los investigadores son las imágenes de varias cámaras de vigilancia que se encuentran en el trayecto que habría recorrido el supuesto asesino para llegar hasta el barrio Adela Speratti, domicilio de Víctor Ramón, donde ocurrió el hecho.

Para el jefe de Investigaciones, Pedro Cabdevila, no existen dudas de que el comerciante Héctor Fabián sea el responsable del doble crimen, tal como se manejaba desde el principio por los familiares de las víctimas. A raíz de dichas pruebas, el fiscal Lorenzo Lezcano dictó la captura del sospechoso y encabezó el allanamiento en tres viviendas ligadas a su familia. Los procedimientos se realizaron el sábado, a la tarde, en que se incautaron evidencias.

Asimismo, los efectivos de Investigaciones se incautaron de la billetera y varios documentos personales del asesinado ex concejal González, además, de un caño de pistola 9 mm adaptado para silenciador. Estas evidencias fueron encontradas ayer en un baldío, en las cercanías de la Universidad Nacional de Canindeyú (Unican), donde el ahora sospechoso era docente.

Sobre el pedido de captura, sectores ciudadanos de Salto cuestionaron a las autoridades por el tiempo que se esperó para librar la orden, habiendo indicios desde el principio contra Fernández, quien tuvo suficiente tiempo para huir. Al respecto, el fiscal dijo que no se podía actuar antes de tener las pruebas suficientes. “Tuvimos que recoger todas las evidencias para ordenar la captura”, dijo.