9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 24 de agosto de 2016, 01:00

Incendio destruye un aula y obliga a derrumbar otra

Un incendio consumió ayer el despacho de la dirección de un pequeño centro educativo de Mariano Roque Alonso.

El siniestro se registró en horas de la madrugada en la Escuela Básica Nº 6.564 María Auxiliadora. Produjo numerosos daños materiales, como la pérdida de una PC de mesa, una heladera, muebles, pupitres, libros y complementos nutricionales, como leche y pan, según enumeró María Antonia Cabrera, directora de la institución.

El fuego alcanzó a un aula contigua que corresponde al preescolar. A modo de prevención, las clases quedaron suspendidas hasta el próximo jueves para los 150 alumnos que asisten al sitio.

El Ing. Carlos Paredes, técnico de la Dirección de Infraestructura del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), sugirió demoler ambos recintos: uno por estar completamente destrozado, el otro, ante el riesgo de que colapse.

“Por seguridad tendrían que demolerse las dos aulas. Se están viendo las grietas como consecuencia del fuego; entonces por precaución hay que aislar el sector y hacer los trabajos para solucionar esto”, apuntó Paredes.

De acuerdo a sus cálculos, el trabajo completo rondaría los G. 150 millones. “Voy autorizar la realización, de forma abreviada de los procedimientos administrativos para que la construcción de las dos aulas ya nomás se haga”, aseguró.

Ataque. El 11 de agosto pasado, esta escuela fue objeto de robo por parte de malvivientes. A priori, por las evidencias en el lugar, las autoridades sospechan que el siniestro fue provocado en aparente represalia por la denuncia hecha por el ataque sufrido hace poco.

María Leticia Romero Marecos, supervisora administrativa del MEC, aseguró que el próximo jueves repondrán la merienda escolar en virtud a que el fuego devoró al menos seis pack de leche y varios paquetes de pan que estaban almacenados en la dirección.