22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 26 de julio de 2017, 01:00

Imputan a ex viceministro del MIC por desvío millonario

La fiscala Josefina Aghemo imputó al ex viceministro de Mypimes, del Ministerio de Industria y Comercio, José Luis Salomón Bittar, y al proveedor de la Metalúrgica Fernández, Ángel Trinidad Fernández, por una presunta lesión de confianza por un perjuicio de G. 2.671 millones.

Además, la representante del Ministerio Público solicitó las medidas alternativas a la prisión preventiva, también la prohibición de salir del país, fianza real y personal.

Asimismo, la prohibición de cambiar de domicilio sin autorización del Juzgado Penal de Garantías.

De acuerdo a lo que refiere el escrito de imputación, el 12 de octubre de 2012, por medio de la resolución N° 1075, el ministro de Industria y Comercio (MIC) resolvió adjudicar a la empresa Metalúrgica Fernández SACI por un monto total de G. 2.671.000.000, esto para el programa de fortalecimiento del sector microempresarial.

El objetivo del mismo era mejorar la capacidad empresarial de las microempresas a través de la asociatividad con el fin de contribuir en el aumento de la productividad e ingresos de las mismas.

También, tenía que dotar de motocultores necesarios para optimizar la preparación del suelo, facilitando y agilizando el trabajo del pequeño agricultor.

Las asociaciones beneficiadas serían 59 y la cantidad de motocultores a ser adquiridos serían 79. El pliego de bases y condiciones junto con el contrato establecían que la entrega, puesta en marcha y capacitación para el uso correcto de los motocultores debían estar a cargo de la firma adjudicada Metalúrgica Fernández. Mas las obligaciones mencionadas no habrían sido cumplidas.

En cuanto al costo operativo de entrega y traslado de los motocultores, el ente estatal habría utilizado los vehículos y recursos de la institución, como así también en algunos casos incluso fueron los propios beneficiarios quienes se encargaron de retirarlo asumiendo los costos del traslado. Finalmente, la imputación resalta que los motocultores entregados a las asociaciones de agricultores en su mayoría no funcionaron.