10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
viernes 15 de julio de 2016, 01:00

Importante

Por Wendy Marton – En TW @WendyMarton
Por Wendy Marton

Este es quizá el último año en que el presidente Horacio Cartes podrá lograr la aprobación de leyes económicas importantes, antes de que las elecciones dominen totalmente la agenda parlamentaria hasta el final de su Gobierno.

Casi una decena de leyes económicas esperan tratamiento en el Congreso Nacional, sin que hasta ahora consigan siquiera, en algunos casos, análisis y aprobación en las distintas comisiones parlamentarias. Y otras dos normativas importantes fueron retiradas del Parlamento, una por falta de consenso y otra para ser mejorada.

Entre las normativas que requieren revisión y renovación se encuentran la Carta Orgánica del Banco Nacional de Fomento (BNF) y la Carta Orgánica del Banco Central del Paraguay (BCP), así como la modificación de la Ley de Bancos (que tiene media sanción de la Cámara de Senadores).

Además, se encuentra en el Congreso el proyecto de ley "De los juegos de azar y su regulación", que sustituye a la Ley 1016/97 "Que regula los juegos de suerte o azar".

En la era de los avances tecnológicos, ni la banca matriz ni la banca estatal pueden seguir teniendo leyes del siglo pasado, donde los mecanismos de supervisión y control financiero cambiaron notablemente.

También es necesario mejorar los controles sobre los apostadores de juegos de azar y sobre las empresas que explotan los juegos, de manera no solo a incrementar la recaudación sino además buscar políticas públicas de juego responsable y de prevención de la ludopatía.

Los otros dos proyectos que deben ser elevados a consideración del Parlamento son: el que incrementa multas y endurece sanciones para infractores tributarios y el que crea la Superintendencia de Pensiones. En el primero de los casos, es necesario aumentar las sanciones a quienes evaden o eluden al fisco, pues es la única forma de ir cerrando el círculo de evasión impositiva. En el segundo, no solo urge la creación de una entidad que controle los fondos de pensiones, sino además se debe profundizar en las reformas de las cajas de jubilaciones, tanto estatales como la del Instituto de Previsión Social (IPS).

Es necesario que avancemos como sociedad con el resto del mundo, con normas claras, cumplibles y actuales. Más allá de la apetencia por cargos públicos, los legisladores necesitan entender que deben aprobar leyes que perduren en el tiempo para beneficio de todos.

Así también, el presidente Cartes debe centrar sus esfuerzos en dejar leyes que sobrevivan cualquier Gobierno. Solo con mejores normativas se podrá lograr el crecimiento ordenado de la economía, por y para el beneficio de toda la población.