3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 13 de agosto de 2016, 01:00

Impidieron que marcha llegara hasta casa del presidente

Un grupo de manifestantes integrantes de sectores de izquierda se instaló en las inmediaciones de la mansión del presidente Horacio Cartes para realizarle un escrache por su tercer mandato.

A tempranas horas de la mañana, los manifestantes llegaron sobre la avenida España. Los mismos se encontraron frente a un gran dispositivo de seguridad policial y militar que formó una barrera sobre la avenida España y no permitió pasar a nadie.

Con la consigna “Despierta Vendepatria” los simpatizantes de izquierda pretendían dar una serenata al jefe de Estado.

Marcial Gómez, dirigente de la Federación Nacional Campesina (FNC), explicó que tratan al mandatario de “vendepatria” por su política de “entrega, saqueo y persecución”. “Nada para los pobres, todo para los ricos”, fustigó el dirigente campesino que integra el bloque anticartista.

Las personas que llegaron hasta la mansión de Cartes portaban carteles sobre el caso Curuguaty y exigieron la nulidad de la sentencia contra los 11 campesinos.

El Congreso Democrático del Pueblo aglomera a varias organizaciones sociales y políticas. El lunes, cuando se cumplen tres años de gobierno de Cartes, se movilizarán frente al Poder Judicial y luego marcharán hacia el Palacio de López y la sede del Poder Legislativo.

CRÍTICAS. El presidente arrancó la semana con otras situaciones que le pusieron en aprietos durante su actividad oficial. Durante la visita al Instituto de Previsión Social (IPS), el pasado martes, el jefe de Estado y sus colaboradores fueron escrachados a los gritos por un grupo de asegurados que espontáneamente empezó a reclamar la falta de medicamentos, camas para internación y cirugías. Inclusive, uno de los asegurados aplazó su gestión, pidió dejar de maquillar los números y le recordó que es el Gobierno con mayor número de personas secuestradas.

Trascendió que el presidente de la República se molestó bastante porque finalmente su visita terminó con el escrache y la inauguración de mejoras introducidas en el quirófano quedó en segundo plano.

Otra visita donde fue recibido por manifestantes tuvo lugar en la localidad de Curuguaty (Canindeyú). Allí fue el miércoles, para inaugurar 600 viviendas en la zona. Esa vez fueron miembros de la Federación Nacional Campesina quienes gritaron “Cartes ijapu”.