8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
domingo 24 de julio de 2016, 01:00

Ibar Pérez Corradi era paraguayo en Asunción y argentino en el Este

Ibar Pérez Corradi, el hombre más buscado por la Justicia argentina por sus vínculos con el tráfico de la efedrina y por un triple crimen, se paseaba por Asunción como un paraguayo de nombre Walter Miguel Ortega Molinas. Tomó la identidad de un joven que ya había fallecido hace más de 14 años, según comentó la fiscala Antisecuestro Sandra Quiñónez. Con esa misma identidad fue el 5 de noviembre de 2015 a la penitenciaría de Emboscada a visitar a su cuñado, Arturo Delgado (hermano de su pareja María Gladys Delgado Brítez).

Con esto queda al descubierto la corrupción que afecta a miembros de la Policía Nacional que confeccionaron una cédula de identidad paraguaya y un pasaporte para el supuesto narcotraficante, y, al mismo tiempo, la vulnerabilidad en los controles, debido a que Pérez Corradi se movía por la Triple Frontera (Paraguay, Brasil y Argentina) con total tranquilidad.

El capo de la efedrina estando por Ciudad del Este y Foz de Yguazú dejaba de lado su identidad paraguaya para usar la argentina, específicamente usaba el DNI con el nombre de José Luis Fernández. Con este nombre supuestamente conoció a su actual pareja, María Gladys. Incluso en el Este del país contaba con seguro médico de la empresa Sermed.

A partir de informes enviados a la fiscala interviniente se pudo corroborar que Pérez Corradi se aseguró con el nombre de José Luis Fernández. También contaban con la atención médica su pareja y sus dos hijos.

Por otra parte, cabe destacar que el director de Migraciones, Jorge Kronawetter, había manifestado que la única posibilidad que tuvo Pérez Corradi de realizar gestiones fronterizas fue utilizando el documento de identidad a nombre de Fernández.

La agente fiscal Sandra Quiñónez sigue investigando cómo Pérez Corradi falsificó los documentos. Actualmente están imputados en el caso los policías David Nicolás Benítez Mendoza y Luis González González, quienes guardan reclusión en la Agrupación Especializada de la Policía Nacional, pero podrían saltar más nombres.