2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
34°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 10 de agosto de 2016, 01:00

Huyendo de la crisis, cruzan al Caribe

En noches despejadas, desde el extremo norte de la costa venezolana, es posible divisar las luces de las islas caribeñas de Aruba y Curazao.

Envalentonados por los menos de 30 kilómetros que los separan de esas paradisíacas costas, cada vez más venezolanos que huyen de la profunda crisis económica en su país eligen las Antillas vecinas, a donde algunos llegan en embarcaciones con motores fuera de borda en una travesía de apenas unas horas.

Cuando ya están cerca de la arena blanca, los viajeros ilegales se lanzan a las tibias aguas con sus pertenencias en bolsas de plástico para llegar a la orilla intentando burlar a las autoridades en busca de una nueva vida. “La mayoría de los viajes se hacen de noche para poder soltar a la gente y que naden”, contó una mañana reciente un lanchero venezolano de 50 años que hacía viajes ilegales a Aruba hasta que este año las autoridades isleñas lo apresaron, lo retuvieron varios meses en la cárcel y confiscaron su lancha de seis pasajeros donde apiñaba hasta 20 personas.

“Por la situación del país muchos más se van así”, dijo el padre de siete, en su casa en un pueblo de pescadores de la península venezolana de Paraguaná, donde confluyen delito y pobreza. “Este país te lleva a pensar en salir como sea”.

Venezuela está atravesando uno de los peores momentos económicos de su historia contemporánea: la caída de ingresos petroleros y el entramado gubernamental de controles de cambio y precios han vapuleado la industria y la moneda.

A diario hay saqueos y protestas por los escasos alimentos en el país con las mayores reservas de crudo del mundo, que se suman al clima político caldeado y al galopante crimen. REUTERS