4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 29 de julio de 2016, 09:56

Humilde escuelita sigue esperando la ayuda estatal

A unos 30 kilómetros de la ciudad de Curuguaty se encuentra la escuela Yakajú, que en condiciones precarias recibe diariamente a los alumnos de la comunidad.
Por Elías Cabral | Canindeyú

Luego de un año de nuestra visita anterior, la realidad poco o nada ha cambiado, con la única diferencia de que fueron colocadas las paredes de madera por parte de los padres de familia, de manera a proteger del frío a los escolares.

Idelino Esquivel, único docente y director de la institución, dijo que se cansaron de recurrir a las instituciones públicas donde presentaron los pedidos correspondientes para la construcción o remodelación del local, sin algún resultado positivo. Es por eso que los padres se esforzaron para mejorar en algo la infraestructura.

De tanto frío que hace en estos días, se tuvo que recurrir a un fogón tradicional colocado a la vera de la escuela para calentar las manos y los pies, y así evitar la hipotermia, ya que los alumnos acuden con pocos abrigos y sin calzados a estudiar.

"Ya nos visitó el anterior presidente del INDI, hemos hecho el trato, le presentamos todo el proyecto y nada tuvo efecto", indicó el educador al momento de solicitar la atención de las autoridades por el bien de los alumnos.

Igualmente, Teodora Vera, líder de la comunidad Yakajú, reclamó la falta de atención de los responsables de la educación. "Nosotros desde hace 20 años estamos viviendo acá, esta escuela nosotros hemos construido, mandamos aserrar las maderas y construimos", indicó la mujer.

La humilde comunidad solo cifra sus esperanzas en la prensa para hacer conocer la situación al ministro de Educación Enrique Riera, según dijeron.