9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 19 de julio de 2016, 01:00

Hubo otra vez tensión en la zona donde fue la tragedia

Por Elías Cabral

MARINA CUÉ-CANINDEYÚ

Casi 1.000 personas cerraron intermitentemente la ruta 10 Las Residentas frente a Marina Cué en la jornada de ayer durante la lectura de la sentencia contra los acusados de la masacre de Curuguaty, bajo la custodia de una importante dotación policial de diferentes secciones, a cargo del comisario principal Luciano Capdevila, jefe de Orden y Seguridad del Departamento de Canindeyú. Hubo momentos de tensión teniendo en cuenta que los camioneros reclamaron el hecho que cerraron toda la ruta por lapsos importantes, situación que les imposibilitaba llegar a destino a la hora indicada. También hubo cruce de palabras entre los policías y dirigentes.

A la medida de fuerza se sumaron las dos principales organizaciones campesinas, la Federación Nacional Campesina (FNC) y el Movimiento Campesino Paraguayo (MCP), cuyos dirigentes lanzaron duras críticas a la Justicia y a la clase política. Los vecinos, familiares de los condenados y varias autoridades locales también se hicieron presentes.

Antes del mediodía se realizó el primer cierre por espacio de una hora, ya en el transcurso de la tarde surgió una discusión entre los dirigentes y el jefe de Orden y Seguridad policial Luciano Capdevila, ya que en una plenaria se tomó la decisión de bloquear el trayecto por 2 horas. El jefe policial dijo que la policía no podía permitir el cierre por más de 20 minutos; sin embargo, la medida se volvió a extender a más de una hora.

Pablina Duarte, hija del fallecido Delfín Duarte, dijo que se resolvió mal el caso, ya que la justicia no existe para los pobres, consideró como inocentes a los condenados.

Por su parte, Felipe Benítez Balmori quien recuperó su libertad luego de 4 años al compurgar la pena refirió que se siente dolido por las altas condenas a sus compañeros, además señaló que perdió mucho tiempo por un hecho del que no fue responsable.

Belarmino Balbuena, representante del Movimiento Campesino Paraguayo, dijo que “desde el principio hemos considerado esta acción como un montaje a partir de un interés político de hacer juicio político a través de una medida fraudulenta al entonces presidente Fernando Lugo”, indicó. Agregó que la investigación nunca cerró los argumentos de la acusación.