26 de septiembre
Lunes
Despejado
12°
29°
Martes
Despejado
16°
32°
Miércoles
Despejado
18°
35°
Jueves
Muy nublado
20°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
viernes 23 de septiembre de 2016, 02:00

Hubo empujones en el Senado tras rechazo de polémico proyecto policial

Una mayoría apostó por el texto de la Cámara Alta y ahora vuelve a Diputados, donde se hicieron las modificaciones. Tras el tratamiento de la propuesta, se dio agresión verbal y física entre dos senadores.

El debate en torno a las modificaciones introducidas por Diputados a la Carta Orgánica de la Policía Nacional caldeó la sala de sesiones del Senado, y terminó en empujones.

El oficialista Carlos Núñez, ex policía, fue el que abogó por la aprobación del texto de la Cámara Baja, que fue objetado por sus pares.

El artículo más reprobado y que generó incluso críticas de varios sectores y organizaciones tenía que ver con la potestad que se le otorga a la Policía Nacional para realizar detenciones sin orden judicial.

Finalmente hubo 30 votos en contra, por lo que la propuesta vuelve a la Cámara de Diputados, en donde con 41 votos pueden otorgar esa facultad a los uniformados.

Cuando parecía que todo iba a tener un final feliz por el rechazo al proyecto, Núñez y Pedro Santa Cruz tuvieron un altercado, primero verbal, y luego físico, cuando este último se levantó de su curul para dar un golpe en el brazo al parlamentario oficialista.

En el video del circuito cerrado proveído por el Senado se puede observar a ambos senadores sumidos en una discusión. Tras el empujón, Santa Cruz retorna a su lugar y luego se levanta, pero es detenido por Arnaldo Giuzzio.

Núñez, literalmente, "agarró sus cosas" y se retiró molesto de la sala, comentando el hecho al titular del Congreso, Roberto Acevedo, quien ni se percató de lo ocurrido al igual que la mayoría de sus colegas.

Tras el incidente, varios senadores rodearon a Santa Cruz para que dé detalles de lo ocurrido, mientras Núñez denunciaba ante la prensa, ya fuera de la sesión, que recibió incluso un puntapié y que se haría una revisión médica.

Santa Cruz, del sector de Desirée Masi, evitó polemizar e incluso minimizó el hecho queriendo dar a entender que no sucedió nada.

repercusión. Adolfo Ferreiro, de Avanza País, destacó la tremenda repercusión de la sociedad a favor de la vigencia del estado de derecho. Aclaró que el proyecto aprobado en el Senado, en principio, no contenía los artículos que estaban siendo cuestionados, y acusó a los diputados de incluirlos.

Pidió atención a sus colegas que estaban en cualquier otra cosa e incluso a viva voz nombró a Blanca Fonseca, quien estaba conversando con su correligionario Fernando Silva.

"Acá se juega la República. Si es que somos un país en serio o si nos convertimos en una republiqueta policiaca", dijo.

"Se trata de una ley que dice que la Policía va a actuar de juez y fiscal. Vamos a salir del mundo civilizado para hundirnos en la peor y la más despreciable forma de organización del Estado de todos los tiempos", fustigó.

Cuestionó que en Diputados se haya aprobado sin discusión y "a bulto", alegando que la mayoría de los parlamentarios con quienes conversó le dijeron que no sabían lo que habían aprobado.

"Estaremos en manos de la Policía, de ellos será la calle, la delincuencia, la extorsión, decidirán por sí y ante sí sobre nuestra libertad", advirtió.

Núñez reclamó que le traten como si fuera novato y analfabeto. Dijo que se sentía avergonzado y desilusionado porque se manosea a la Policía, y salió en defensa del proyecto.