4 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 24 de septiembre de 2016, 01:00

Hubo decepción en Curupayty por olvido de obras en lugares históricos

Cartes participó en conmemoración de 150 años de la batalla en la que se logró el mayor triunfo frente a los aliados, en que 5.000 soldados paraguayos frenaron y vencieron a 20.000 invasores.

Por Andrés Colmán Gutiérrez y Juan José Brull

CURUPAYTY, ÑEEMBUCÚ

Los pobladores de Ñeembucú esperaban promesas de más obras, pero a cambio tuvieron un breve show de baile presidencial.

Durante su discurso en el acto de conmemoración por los 150 años de la Batalla de Curupayty, el presidente Horacio Cartes habló ayer del gran valor de los defensores comandados por el general José Díaz, pero evitó responder al reclamo más esperado: la pavimentación de los caminos y más obras de infraestructura, que ayuden a sacar a los sitios históricos del olvido y el aislamiento.

Como el episodio más festejado, el mandatario accedió a bailar una polca con la docente humaiteña Ignacia Cubilla, quien estaba vestida como una dama de los años de la guerra, al igual que varios educadores y estudiantes que se ataviaron con ropas de época.

Un emotivo acto de celebración, con multitudinaria concurrencia, se llevó a cabo en el mismo escenario en que se libró la batalla.

El coronel Roberto Olmedo, historiador militar, relató lo que fue aquella contienda bélica, librada el 22 de setiembre de 1866, en que 5.000 soldados paraguayos frenaron y vencieron a 20.000 invasores aliados.

A medida en que avanzaba su relato, técnicos de las Fuerzas Armadas realizaron una recreación del ataque con explosivos y salvas de cañonazos en las mismas trincheras, y un oficial de la Caballería, vestido como el general José Eduvigis Díaz, hizo un recorrido al galope, arengando a las tropas, como ocurrió aquel día. Todo el escenario se llenó de una espesa humareda en el sector de las trincheras, donde había varios soldados vestidos con los uniformes de la guerra.

CLARINADA. El ministro de Defensa Nacional, Diógenes Martínez, pronunció un discurso, asociando la clarinada de victoria del trompa Cándido Silva con las "obras de progreso" del actual Gobierno. "Esa clarinada de victoria sigue sonando en obras como las de la ruta IV", destacó. Los pobladores, sin embargo, se quejan de que la reparación de dicha ruta, que une a San Ignacio y Pilar, se inició hace más de dos años y siguen sin concluir.

El presidente Horacio Cartes dedicó su discurso a hablar de lo que fue la batalla y alabó el heroísmo de los López y del general José Eduvigis Díaz, pero no habló de algunos de los temas más reclamados por los ñeembuqueños.

"Yo esperaba que el presidente anuncie por fin que se van a pavimentar los caminos que llegan hasta los sitios históricos de la Guerra de la Triple Alianza, para poder sacarlos del aislamiento y del olvido, pero vamos a seguir aguardando", indicó la educadora humaiteña Vicenta Miranda, principal impulsora del rescate de las trincheras de Humaitá.

La reconstrucción de las trincheras se hizo con un 85% con aportes de la Municipalidad de Humaitá.

"Hasta ahora el Gobierno central ha hecho muy poco por ayudar a revalorizar los escenarios de la guerra y hay muchos lugares, como el histórico escenario de la entrevista de Yataity Corá, entre el mariscal López y el general Bartolomé Mitre, que permanecen prácticamente inaccesibles", indicó el promotor cultural Vicente García, director del Museo Cuartel de López, de Paso de Patria.