6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 16 de agosto de 2016, 00:02

HRW pide a Jordania que facilite acceso a la escuela a los refugiados sirios

El Cairo, 16 ago (EFE).- La organización defensora de derechos humanos "Human Rights Watch" (HRW) pidió hoy a las autoridades jordanas que revisen las políticas que restringen el acceso a la escuela de los niños refugiados sirios, para incrementar las inscripciones en el próximo curso que comienza en septiembre.

En el informe "Tememos por su futuro: barreras a la educación de los niños refugiados sirios en Jordania", hecho público hoy, la organización señala que 80.000 de 226.000 refugiados sirios en edad escolar no estaban matriculados en la educación formal durante el pasado año.

El documento, de 97 páginas, describe los "generosos esfuerzos" de Jordania para matricular a los niños sirios en su sistema educativo público, que ya sufría de problemas de capacidad y calidad antes de la llegada de muchos refugiados sirios.

Sin embargo, HRW documentó varias barreras a la educación, incluido el requerimiento de estar registrado como solicitante de asilo, "que muchos sirios no pueden obtener".

Además, denunció los castigos que muchos refugiados sirios reciben por trabajar sin permiso, lo que, según la organización, aumenta la pobreza.

También criticó la existencia de trabajo infantil, el abandono escolar y la prohibición de inscribirse para los niños que no hayan asistido al colegio en los últimos tres años.

Según la nota, "las autoridades deben aumentar sus esfuerzos para cumplir con el derecho fundamental a la educación para todos los niños sirios".

"Jordania ha tomado medidas difíciles para que los niños refugiados sirios ingresen en la escuela, pero mucho de los que huyeron del horror de la guerra en Siria siguen sin tener una educación y el futuro que esta ofrece", indicó el investigador de derechos de los niños en HRW, Bill Van Esveld.

Asimismo, pidió a los donantes internacionales que trabajen con Jordania para "eliminar las barreras políticas que están manteniendo a los niños y jóvenes fuera de la escuela".

Según el informe, un plan financiado por donantes añadiría espacios y nuevos programas para un máximo de 75.000 niños más en el año escolar 2016-2017.

Para la organización internacional, Jordania debe establecer unos requerimientos para la matrícula escolar más flexibles, para que los colegios no rechacen a niños que carecen de la documentación válida o que no hayan acudido a clase en los últimos tres años, entre otros.

Según Van Esveled, "los políticos jordanos han reconocido que por el propio interés del país deben asegurar que los niños sirios reciben una educación".

"Una generación perdida de niños y jóvenes sirios es un desastre a fuego lento para los derechos humanos y el futuro de la región", concluyó.

Jordania acoge a más de 600.000 refugiados sirios, según el Alto Comisionado de Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR), y cerca de un millón y medio de acuerdo con las autoridades del país.