10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 10 de noviembre de 2016, 13:47

HRW pide a Colombia no ascender a los militares que estén implicados en abusos

Nueva York, 10 nov (EFE).- La organización Human Rights Watch (HRW) hizo hoy un llamamiento a las autoridades colombianas para que no asciendan a militares del Ejército que puedan estar implicados en ejecuciones extrajudiciales y otros abusos.

"El Senado colombiano debería examinar las hojas de vida cuidadosamente y rechazar los ascensos de militares contra quienes existan evidencias creíbles de abusos", señaló en un comunicado el director para las América de HRW, José Miguel Vivanco.

El Ministerio de Defensa ha divulgado las hojas de vida de los miembros de la Fuerza Pública que prevé ascender, incluidos al menos cinco coroneles sobre quienes hay evidencias creíbles y convincentes de que estarían implicados en "falsos positivos".

Los "falsos positivos" fueron casos de civiles reclutados por el Ejército bajo la promesa de un empleo y que luego fueron asesinados y presentados ante la opinión pública como guerrilleros muertos en combate por militares que buscaban obtener beneficios o ascensos.

La organización de derechos humanos denunció hoy que al menos cinco de los 18 miembros del Ejército que el Ministerio de Defensa prevé ascender podrían ser penalmente responsables por casos de "falsos positivos".

Se trata de los brigadieres generales Emiro José Barrios Jiménez y Jorge Enrique Navarrete Jadeth, y los coroneles Marcos Evangelista Pinto Lizarazo, Edgar Alberto Rodríguez Sánchez y Adolfo León Hernández Martínez.

El director para las Américas de HRW reconoció hoy en el mismo comunicado que cada uno de estos militares goza del derecho a la presunción de inocencia "hasta que la justicia demuestre que son culpables".

"Pero ascenderlos antes de que concluyan los procesos penales transmitiría el mensaje de que las autoridades colombianas no tienen un compromiso serio de garantizar que haya justicia por estos aberrantes delitos", lamentó Vivanco.

Según datos de HRW, entre los años 2002 y 2010 se cometieron en Colombia más de 3.500 ejecuciones extrajudiciales de civiles por parte de militares durante el mandato del entonces presidente Álvaro Uribe, en un escándalo conocido como los "falsos positivos".