22 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 1 de mayo de 2017, 12:30

HRW dice que el régimen sirio usó agentes nerviosos cuatro veces en los últimos meses

Naciones Unidas, 1 may (EFE).- La ONG Human Rights Watch (HRW) acusó hoy al Gobierno sirio de utilizar armas químicas de forma sistemática y dijo haber documentado al menos cuatro ataques con agentes nerviosos en los últimos meses.

Entre ellos figura el registrado el pasado 4 de abril en la localidad de Jan Shijún, al que Estados Unidos respondió bombardeando una base aérea siria, su primera acción militar directa contra el Gobierno de Bachar al Asad.

HRW investigó por su cuenta ese suceso y, al igual que la Organización Para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y países como Francia y Turquía, concluyó que se utilizó gas sarín.

Según la ONG, toda la información recabada durante su análisis apunta a que el agente nervioso se liberó con una bomba de fabricación soviética lanzada desde un avión del Ejército sirio.

En el ataque fallecieron 92 personas, incluidos 30 niños, y centenares más resultaron heridos, según HRW.

La organización documentó además otros tres episodios en los que supuestamente fuerzas gubernamentales habrían utilizado agentes nerviosos en diciembre de 2016 y marzo de 2017.

Para HRW, ese "patrón" en el uso de armas químicas hace "absolutamente imposible" la versión sobre lo ocurrido en Jan Shijún que defienden Siria y Rusia, según la cual un bombardeo convencional del régimen sirio habría golpeado un depósito de agentes químicos en esa zona bajo control rebelde.

"Es simplemente absurdo creer que en estos cuatro casos desde diciembre bombas convencionales sirias de alguna manera cayeron por casualidad en depósitos de agentes nerviosos", señaló en una conferencia de prensa el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth.

Según Roth, al contrario, lo que estos ataques demuestran es que el régimen de Damasco conservó gas sarín o un producto similar pese a haberse comprometido a la eliminación de todo su arsenal químico.

El responsable de HRW respondió además a las voces que cuestionan por qué Al Asad se arriesgaría a usar armas químicas cuando la guerra se está inclinando de su parte, y destacó que los cuatro ataques se dieron en áreas en las que el Gobierno se enfrentaba a ofensivas que amenazaban a sus bases aéreas.

"Corto de tropas terrestres y habiendo salido impune del uso de cloro como arma química, el Gobierno de Al Asad decidió usar un agente nervioso", señaló.

El informe de HRW asegura también que helicópteros del Ejército sirio siguen utilizando cloro como arma y lo hacen de forma cada vez más sistemática y denuncia el uso de municiones cargadas con ese químico por parte de fuerzas terrestres alineadas con el régimen.

"En los últimos seis meses, el Gobierno ha usado aviones de guerra, helicópteros e infantería para lanzar cloro y sarín en Damasco, Hama, Idleb y Alepo. Eso es un uso generalizado y sistemático de armas químicas", subrayó Roth.

HRW asegura que en varios de estos ataques había intención de hacer sufrir a población civil y considera que en algunos casos pueden haberse cometido "crímenes contra la humanidad".