17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 12 de agosto de 2017, 01:00

Hombre denunciado por violencia familiar asesina a su propio hijo

Un problema familiar terminó en tragedia en la noche del jueves, a las 22.40 aproximadamente, cuando un hombre mató de cinco balazos a su propio hijo frente a la vivienda de ambos, ubicada sobre la calle Montelindo y Comandante Luqueño, del barrio San Rafael, de Luque.

Resultó víctima fatal Blas López Cáceres, de 22 años, y quedó herido el patrón de este, de nombre Wilson González Quintana, de 38 años. El presunto autor fue identificado como Agustín López, de 48 años, quien ya fue detenido e imputado por homicidio doloso.

Esta historia familiar que tuvo un infortunado final es de larga data, donde el tema preocupante siempre fueron los problemas de alcoholismo del padre, quien estando en estado de ebriedad siempre creaba zozobra en su domicilio y también en el vecindario, donde generaba todo tipo de dramas, según los afectados.

El miércoles pasado era el cumpleaños de la madre de la víctima, esposa del autor del crimen, Elizabeth Cardozo, de 42 años. Entre la noche del miércoles y madrugada del jueves, el joven Blas le había ofrecido una cena a su madre para agasajarla por su cumpleaños, hasta que llegó el marido a la casa y empezó a agredir física y verbalmente a su esposa, apuntándole con un arma de fuego. Luego de este hecho, el sindicado autor se dio a la fuga, con rumbo desconocido.

SIN REACCIÓN. La mujer, cansada de los malos tratos, se dirigió a la tarde del jueves, alrededor de las 16.30, hasta la comisaría Centro 3 del barrio San Rafael, de Luque, donde denunció a su marido por violencia familiar y amenaza de muerte. Los agentes tomaron la denuncia; sin embargo, no buscaron al acusado, que ya tenía otras denuncias por violencia.

Todo parecía indicar que el resto de la jornada sería tranquilo, sin la presencia del agresivo hombre, quien había desaparecido sin dejar rastros.

Sin embargo, la noche del jueves, el joven Blas llegó hasta su casa en compañía de su patrón en una camioneta y como por arte de magia apareció el padre –que lo esperaba en la calle– con un arma y empezó a disparar a su hijo, estando este en la cabina. Recibió cinco impactos de bala en varias partes del cuerpo, falleciendo en el lugar.

El patrón del joven intentó parar al agresor, pero también recibió un balazo, todo esto ante varios testigos, inclusive la madre del Blas.

Posterior al hecho, Agustín López, el presunto filicida, fue detenido por los agentes de la comisaría jurisdiccional. El hombre se encontraba bajo los efectos del alcohol, informaron los intervinientes.

Posteriormente, fue imputado por el fiscal Gabriel Ramírez Palumbo, por homicidio doloso y solicitó además al Juzgado la prisión preventiva del presunto homicida que truncó la vida de su hijo.