17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
martes 14 de febrero de 2017, 02:00

Historias de amor que trascienden los coloridos escenarios del baile y el teatro

Enamorarse es un privilegio, en especial cuando se comparte también una misma pasión como la del arte. Este es el caso de Coco Bordón y Noelia Noguera, y Alberto Sánchez Pastor y Alicia Sánchez.

Rocio Cáceres

rcaceres@uhora.com.py

Aparte de estar unidos por el amor, comparten la pasión por el arte; el baile, en el caso de Coco Bordón (29) y Noelia Noguera (25); y el teatro, en el de Alberto Sánchez Pastor y Alicia Sánchez Noe; por lo que la celebración de hoy es especial para estas parejas.

Sin duda, encontrar en una misma persona el amor y al compañero de trabajo ideal es un privilegio del que pocos disfrutan, como lo hacen los bailarines Coco Bordón y Noelia Noguera, que se conocieron en el programa de talentos Rojo, aunque ella ya admiraba el trabajo de Coco desde hace tiempo.

"Cuando quedé seleccionada para Rojo País como representante de Itapúa no pude creer que iba a compartir escenario con, en aquel entonces, mis ídolos, en especial Coco", rememora Noelia, a lo que su hoy esposo agrega: "La primera vez que le vi me llamó mucho la atención la elegancia que tenía al pisar el escenario; y dije qué linda esta chica, tengo que hablarle yo primero antes que los demás".

Fue como un flechazo para Coco y para Noelia la realización de su sueño. "Él ya era mi amor platónico cuando lo veía por la tele, cuando ni remotamente creí que yo podía llegar a compartir con él. Imaginate cuando lo vi en persona por primera vez. Pero era muy jovencita y tímida; jamás dije nada, yo mantenía un perfil bajo sin hablar mucho, pero puedo decir que fue amor a primera vista", dice Noelia.

Trabajando juntos se enamoraron aún más y tras muchos años de noviazgo se casaron. Hoy, disfrutan del matrimonio y su hija. "Estamos casados hace 3 años y Dios nos regaló una hermosa hija que tiene 2 años; se llama Zahiara Abigail Bordón Noguera", cuenta emocionada la bailarina, al tiempo de mencionar que el secreto de su matrimonio "se llama Dios".

"Como todos, no somos perfectos, tenemos muchas fallas siempre, pero le entregamos nuestro amor a Dios para que él sea el intermediario en nuestra vida", afirma ella.

academia. La pasión de Noelia y Coco por el baile sigue intacta, continúan sus carreras como bailarines –actualmente están sambando en Encarnación– y dirigen su academia N&C Arte Studio ballet.

"Sin ninguna duda, trabajar juntos es uno de los factores más importantes de nuestro matrimonio sólido", cuenta Coco, que hoy planea una celebración familiar, en su hogar.

El deseo del matrimonio para San Valentín: "Que nuestra sociedad priorice la unidad familiar, el amor por los suyos ya que la base de toda sociedad es la familia; y desearía que sea una verdadera familia compuesta por dos personas que se aman de verdad y sepan llevar la difícil tarea que es ser ejemplos para los hijos", expresan.

En las tablas. El amor de Alberto Sánchez Pastor y Alicia Sánchez Noé también va más allá del escenario. Ambos son actores de teatro y se enamoraron precisamente sobre las tablas, donde siguen hasta hoy.

Su historia data de décadas atrás, allá por 1987 cuando ella iniciaba la carrera actoral en la Escuela Municipal de Arte, y él la culminaba. "Recuerdo que era muy conversador, y cuando se acercaba yo decía, 'ya viene otra vez ese pesado'", recuerda entre risas.

Siguieron sus caminos y carreras; el amor se hizo esperar y llegó una década más tarde, cuando se reencontraron precisamente en el teatro. Allí empezaron a conversar, se hicieron amigos y luego se enamoraron. "Estamos juntos hace 17 años; me invitó a integrar la compañía", recuerda Alicia, mientras que su pareja retoma lo que le cautivó de su amada: "su talento de actriz y su don de compañera (...), en ella encontré la compatibilidad como actriz, compañera de escenario y como pareja".

La historia de Alberto y Alicia es como la repetición de la historia de los padres de él: los actores Roque Sánchez y Graciela Pastor, compañeros de teatro y de vida.

Encontrarse fue un verdadero regalo para esta pareja, que habían fracasado en sus relaciones pasadas, porque no entendían su trabajo. "A mí me dejaban los novios porque siempre tenía actuaciones; y a él no le aceptaban los suegros porque los actores eran considerados vagos", recuerda ella, y él agrega: "A nosotros el trabajo nos une aún más, nos complementa; pero eso sí, siempre separamos las cosas, en el trabajo no se tocan temas personales y viceversa".

Alberto y Alicia, miembros de la compañía Roque Sánchez-Graciela Pastor, y directores de Alberto Sánchez Producciones, tienen un hijo, Camilo Daniel (17), que también trabaja con ellos.

Actualmente, toda la familia se ocupa en la celebración de los 60 años de la compañía.