24 de junio
Sábado
Mayormente nublado
18°
28°
Domingo
Mayormente nublado
18°
28°
Lunes
Mayormente nublado
18°
27°
Martes
Mayormente nublado
18°
28°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 19 de junio de 2017, 01:00

Hay molestias con el secretario general por quedarse en sala

Dentro de la disidencia y la oposición del Senado hay varios senadores que manifestaron su disconformidad con la actuación del secretario general, Antonio Sánchez.

El propio presidente del Congreso, Roberto Acevedo, admitió que hay cuestionamientos contra el mismo por haberse quedado en la sala bicameral el jueves pasado, siendo que el vicepresidente primero Eduardo Petta había levantado la sesión.

“Tuvo que salir de la sesión. No respetó las atribuciones del presidente del Congreso que en ese momento estaba ejerciendo Eduardo Petta”, consideró el liberal.

Refirió que Sánchez tenía que respetar a Petta y consideró una ilegalidad que se haya quedado en la sala tras levantarse la sesión.

Mencionó que hubo una decisión de abandonar la sala de sesiones ante el nuevo atropello que estaban perpetrando los cartistas y sus aliados, pero que finalmente Petta reclamó su lugar a Carlos Filizzola, del Frente Guasu.

“Tenía que salir ahí mismo”, dijo por Sánchez. “Petta levantó la sesión y se quedó con Filizzola. Desobedeció al presidente en ejercicio”, manifestó el titular del Senado.

A su criterio, la situación va más allá de que Sánchez apeligre o no el cargo sino que cometió una ilegalidad. “Avaló algo totalmente irregular”, insistió el legislador.

La mayoría conformada por 25 senadores se impuso el jueves pasado y como brazo ejecutor Filizzola dirigió una sesión que los disidentes consideran nula. En la misma aprobaron actas irregulares, eligieron la nueva mesa directiva e hicieron cambios en el Consejo y el Jurado.