27 de septiembre
Martes
Despejado
15°
33°
Miércoles
Despejado
17°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
34°
Viernes
Nublado
17°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
lunes 12 de septiembre de 2016, 01:00

Hacienda estima que en el 2023 bajará a 20% del PIB el endeudamiento público

El Ministerio de Hacienda estima que en el año 2023 la deuda pública representará el 20% del producto interno bruto (PIB), cifra inferior al porcentaje actual que registra el endeudamiento público y que está en el orden del 22,5%, según datos preliminares de la institución.

El análisis de sostenibilidad de deuda es un ejercicio que se realiza para medir el potencial impacto en la evolución de la deuda ante perturbaciones a las principales variables como el déficit fiscal, el crecimiento del PIB, la tasa de interés, entre otros; que afectan la relación deuda/PIB, para lo cual se presenta un escenario base de evolución de la deuda, y luego los escenarios alternativos que consideran las perturbaciones a las variables del modelo.

Al cierre del primer semestre del corriente año, la relación deuda/PIB alcanzó el 22,4%. En el informe no se señala cuál será el nivel de emisión de bonos ni a cuánto ascenderá la contratación de préstamos externos, así como tampoco hay datos sobre la amortización (pago de la deuda).

El endeudamiento público de Paraguay estuvo tradicionalmente concentrado en operaciones de crédito concedidas por instituciones financieras internacionales (BID, Banco Mundial, CAF, Fonplata) y por créditos negociados bilateralmente.

Con anterioridad al año 2012, los acreedores multilaterales y bilaterales representaban prácticamente las tres cuartas partes de la deuda pública total. A junio de este año, la proporción de títulos del Tesoro y bonos soberanos emitidos en los mercados doméstico e internacional, respectivamente, representa el 53% del total de la deuda pública.

Según el Ministerio de Hacienda, el endeudamiento público no se encuentra expuesto a riesgos relevantes ante eventuales variaciones de las tasas de interés internacionales. En la actualidad, prácticamente el 75% de la deuda pública corresponde a créditos contraídos a tasa de interés fija.