17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 8 de octubre de 2017, 01:00

Hacen la vista gorda a atropello en la UNA

Tanto la Fiscalía como la Policía Nacional permitieron que se desarrolle el violento atropello perpetrado la noche del viernes en la Escuela de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Nacional de Asunción (ECSP-UNA), se quejaron los estudiantes.

Poco después de culminar el acto eleccionario que se realizó en la vereda, debido a la toma de la institución, las fuerzas del orden se retiraron del sitio.

Cerca de las 23.00, un grupo de alumnos de esa casa de estudios y de la Facultad de Derecho de la UNA lanzaron bombas de estruendo contra los ocupantes del predio educativo. A su vez, forzaron la puerta lateral del edificio, lo que dio lugar a enfrentamientos entre ambos bandos.

Quienes tomaron la ECSP reclaman la exclusión arbitraria de 54 estudiantes del padrón. Es por eso que el movimiento opositor Renovemos no pugnó en las recientes elecciones para el centro de estudiantes. “En esta escuela hay 300 estudiantes, por lo que las elecciones tienen un margen bastante estrecho. Entonces, si a vos te quitan 50 potenciales apoyos, es imposible que les ganes las elecciones”, refirió Leandro Villalba, apoderado de Renovemos. En contraposición a las tomas de universidades que se sucedieron en los últimos tiempos, donde se exigía la renuncia de las autoridades, ellos requieren solo “elecciones transparentes y que se les reconozca el derecho legítimo a nuestros compañeros que vienen todos los días a la escuela”, indicó Villalba. La toma continuará –dijo–, pero igual “seguimos abiertos al diálogo y pedimos a los compañeros dejar la intransigencia”.

Si se depura el padrón con la inclusión de los que fueron excluidos, se destraba la crisis.

Los estudiantes consideran que hay parte de culpabilidad de las autoridades de la ECSP, así como de la Fiscalía y de la Policía por los connatos de violencia acaecidos.

“La Fiscalía y la Policía se retiraron, lo que nos pareció bastante suspicaz”, apuntó.