17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 15 de marzo de 2017, 01:00

Hace cuatro años y nueve meses

Pasan los meses y cada vez más ciudadanos rechazamos la condena a los 12 campesinos y campesinas inocentes de Curuguaty en Marina Cué.

Este tema abarca seis aspectos. En el jurídico rechazamos la farsa de un juicio que es anticonstitucional por investigarse solamente la muerte de seis policías y no de los 11 campesinos.

Políticamente, desde el comienzo se sintió que este era un juicio político sostenido “por voluntad superior”. Por eso estamos en una campaña de lucha para anular la causa política de estas muertes y prisiones.

El tercer aspecto es el de la reparación del Estado por las muertes de los 11 campesinos y por la condena de 12 presos inocentes.

Hubo varias reuniones con el director del Indert que nos dio promesas falsas. Mientras tanto, Campos Morombí de los Riquelme cedió lo que no era suyo: las tierras de Marina Cué para una reserva como la que ellos tienen.

Sigue montada la Carpa de la resistencia, cuarto tema, frente el Palacio de Justicia, donde viven campesinos de Marina Cué que se van remudando. En ella se celebra la misa todos los domingos y entre semana se tienen actos reivindicativos.

El quinto aspecto es el internacional ante la OEA y ONU. Fue la primera reacción ocurrida tras la masacre con la presencia del Dr. Aitor Martínez, el Dr. Domingo Laíno y el periodista José María, que editaron un valioso informe. Ellos siguen en comunicación con las Comisiones Internacionales de los Derechos Humanos.

Antes de terminar y para que no se nos olvide, escribo el tema principal: el acompañamiento humano, personal y colectivo, de los 12 condenados de Curuguaty y de los familiares de los 11 asesinados. Con la anulación de todo el proceso jurídico lleno de falsedades, exigimos la libertad y la reparación a las víctimas de tanta injusticia.

Cada día somos más los que firmamos todo esto.