8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 17 de agosto de 2016, 05:18

Guillén: "La vocación es superar la emoción y espectáculo de 2015"

Redacción deportes, 17 ago (EFE).- Feliz por la participación "de lujo" que ofrece la 71 edición de la Vuelta y convencido de su apuesta por "buscar el espectáculo de principio a fin" con un recorrido basado en finales en alto o con trampa, Javier Guillén, director de la ronda española, espera "superar la emoción" de la inolvidable edición de 2015, donde el italiano Fabio Aru dio el golpe de mano decisivo en la sierra madrileña.

"Si hubiera tenido que firmar una participación hubiera firmado una como ésta. Van a estar los mejores corredores y más competitivos, y además a todos ellos les va muy bien el recorrido. Creo que el espectáculo está asegurado", asegura a EFE Guillén.

Con la presencia de Froome, Nairo Quintana, Contador y Valverde, entre otros, Guillén entiende que teniendo en cuenta el desgaste del Tour y de los Juegos "no se puede pedir más a la participación", a la que califica de "extraordinaria".

El máximo responsable de la Vuelta cree que resultará "difícil" superar las emociones de la pasada edición, pero asume el reto.

"Es difícil igualar la Vuelta del año pasado porque tuvo el desenlace soñado, pero nuestra vocación es superar la emoción y el espectáculo de 2015. El recorrido diseñado favorece esa posibilidad. Esperamos que la Vuelta se decida en Aitana, pero el día antes hay una crono en Calpe que puede apretar la general, Me conformaría con un final similar al de la temporada pasada", explica

Desde un punto de vista estético, Javier Guillén espera mucho de la 71 edición, convencido de que la belleza de las etapas se exportarán a todo el mundo, y del recorrido destaca que habrá batalla "ya desde el principio".

"Ilusionado" con el diseño de un recorrido que incluye 10 finales en alto, Guillén destaca la dureza que espera en la jornada con final en el Aubisque francés y a título personal confiesa que le provocan una especial ilusión el regreso de la Vuelta a Bilbao y la jornada con final en la cima castellonense de Mas de la Costa.

" Me ilusiona volver a Bibao por el gran recuerdo que dejó en las anteriores visitas, y con la etapa de Castellón tengo la esperanza de descubrir un nuevo Ezaro, una Camperona o un Cuitu Negru. Tiene los 4 últimos kilómetros más duros de la península", explica.

Sobre la decimocuarta etapa con meta en el coloso francés del Aubisque, Guillén comentó que "se trata de un recurso que hay que explotar".

" Los Pirineos entran y salen entre Francia y España, los organizadores son franceses y es un lugar idóneo, muy bonito para poner una etapa de alta montaña. Nos ilusiona ese final en el Ausbisque, es una novedad y nosotros lo que queremos es potenciar la innovación, y lo haremos en un lugar mítico del Tour y del ciclismo. Todo el mundo conoce el Aubisque", dijo.

Después de las experiencias negativas de la pasada temporada con los incidentes de algunos corredores con motos de carrera y del incidente del Ventoux en el Tour de Francia, Guillén lanza una apuesta "por la precaución" como base de la seguridad en carrera y anuncia algunas medidas.

"Apostamos por la precaución y la máxima atención de los vehículos en carrera. El corredor es lo más importante y hay que respetar las distancias. Hemos revisado el protocolo de vehículos. Está claro que hay que hacer la carrera con vehículos, los coches y las motos son imprescindibles para la carrera, la seguridad y las comunicaciones. El reto es 0 accidentes, y si los hay que sean leves. Hemos revisado la experiencia de los pilotos, si no tienen capacitación no podrán estar en carrera", explica.

Guillén apostilla que en materia de seguridad "estamos en buenas manos con la Policía y Guardia Civil. Tenemos un trabajo de colaboración constante y es extraordinario. Seguimos las instrucciones".

En definitiva, Guillén se muestra optimista ante la Vuelta 2016, que comenzará junto al Balneario de Laias (Orense) con una contrarreloj por equipos que se disputará de 18.30 a 20.30 con en Castrelo de Miño.

"Nos ha quedado una Vuelta muy redonda, hemos hecho un buen trabajo, con un recorrido magnífico con finales en alto, estéticamente muy completa. Será una maravilla. Este año hemos trabajado el tema de los traslados, será más cómoda para todos y los días de descanso coinciden con los finales de etapa", concluyó.

Carlos de Torres