27 de junio
Martes
Mayormente despejado
20°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
27°
Jueves
Nublado
16°
26°
Viernes
Nublado
14°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 13 de junio de 2017, 01:00

Guardias destruyen viviendas en Guahory y vuelve la tensión

Robert Figueredo

COLONIA GUAHORY

Con la presencia de guardias de seguridad privada contratados por colonos de origen brasileño, la tensión en este lugar subió nuevamente de punto.

Ayer, tras la destrucción de estructuras de 10 precarias viviendas, los campesinos organizados reaccionaron ante el hecho sin generarse enfrentamiento directo entre campesinos y guardias privados.

Jair Weber, colono brasiguayo, indicó que ante el retiro de la dotación policial de esta conflictiva colonia se vieron obligados a contratar los servicios de una empresa privada de seguridad para resguardar las parcelas donde cuentan con cultivos de temporada.

Por su lado, Carlos Aguilar, dirigente campesino, señaló que están molestos por la presencia de civiles armados que amedrentan a la población campesina.

Las partes coincidieron que ayer se constató la destrucción de precarias viviendas levantadas en las parcelas cultivadas por los colonos.

Weber adujo que en el predio en litigio pretendían sembrar y que los precarios ranchos fueron levantados en el periodo de tiempo en que la zona quedó desprotegida luego del abandono policial.

Sin embargo, Carlos Aguilar aseguró que los guardias de seguridad dispararon contra los campesinos que pretendían impedir la destrucción.

Por suerte en el incidente de ayer no se registró ningún herido.

La situación vivida aumenta la tensión en esta colonia donde ya se registraron enfrentamientos meses atrás.

A pesar de que el Indert ubicó a un grupo de campesinos en una propiedad de 1.500 hectáreas en Yhú y a unas 27 familias en fincas recuperadas en esta zona, aún quedan al menos 50 que reclaman posesión en Guahory.

Estos aseguran que seguirán con sus reivindicaciones más allá del reciente veto del Poder Ejecutivo a una ley de expropiación que afecta a unos 70 colonos de origen brasileño.

Las hectáreas disputadas en la colonia Guahory, distrito de Tembiaporã, son tierras del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), que en 1996 fueron vendidas a colonos brasileños por funcionarios del entonces Instituto de Bienestar Rural, según los registros.