28 de junio
Miércoles
Muy nublado
17°
27°
Jueves
Mayormente despejado
16°
25°
Viernes
Nublado
15°
23°
Sábado
Muy nublado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 19 de diciembre de 2016, 20:31

Gremios marchan en Argentina a quince años del estallido de la crisis de 2001

Buenos Aires, 19 dic (EFE).- Sindicatos agrupados en la Central de los Trabajadores de Argentina (CTA) Autónoma marcharon hoy en Buenos Aires para conmemorar el décimo quinto aniversario del estallido de la severa crisis política, económica y social que sacudió al país suramericano.

La movilización en la capital argentina, desde el Congreso hasta la sede del Ejecutivo, fue convocada para recordar lo que la CTA Autónoma denominó como "histórica rebelión popular" del 19 y 20 de diciembre de 2001, donde miles de ciudadanos salieron a las calles a protestar contra las políticas de ajuste del Gobierno de Fernando de la Rúa (1999-2001).

"Hoy vivimos un día de tributo a la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre de 2001, de la cual también fuimos protagonistas. Esa rebelión le hizo frente al estado de sitio puesto en democracia y que tuvo como consecuencia 39 compañeros asesinados en distintas provincias", dijo hoy a Efe Daniel Jorajuría, secretario gremial de la CTA Autónoma.

Los manifestantes, también integrantes de organizaciones sociales, reclamaron hoy además "juicio y castigo" a los responsables materiales, intelectuales y políticos de los asesinatos de manifestantes que se registraron durante las protestas sociales de diciembre de 2001.

Pero además protestaron contra las políticas del actual Gobierno de Mauricio Macri y exigieron el cese de los despidos, la reapertura de las negociaciones salariales, un aumento "de emergencia" para los jubilados y el fin de los que denunciaron como una "persecución" a los "luchadores" sociales y políticos.

"Expresamos el rechazo a las políticas actuales, que en algunos casos se asemejan bastante a las de 2001 porque son de ajuste, de tarifazo, de exclusión, de despidos, y que avizoran un panorama desalentador", sostuvo Jorajuría.

Este martes habrá nuevas movilizaciones en Buenos Aires, convocadas por partidos de izquierda, para recordar el estallido de la crisis de 2001, durante el cual 39 personas murieron en Buenos Aires y en otras zonas del país cuando cientos de miles de argentinos se manifestaron contra la política económica del gobierno de De la Rúa.

La crisis económica, que detonó con la creación del denominado "corralito" bancario, provocó también saqueos a supermercados y, ante las distintas movilizaciones populares, el entonces presidente decretó el 19 de diciembre el estado de sitio.

La decisión no frenó las protestas que se sucedían al grito de "que se vayan todos" y el 20 de diciembre la Policía reprimió a los manifestantes que quedaban en la Plaza de Mayo y las zonas aledañas, donde murieron cinco personas y 117 resultaron heridas.

Por la noche, De la Rúa renunció y abandonó en helicóptero la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino, aunque su dimisión no acabó con la crisis política y llevó a una situación de acefalia presidencial.

Tras la renuncia de De la Rúa, cinco presidentes se sucedieron en pocos días hasta que el 2 de enero de 2002 el Parlamento designó jefe del Estado al senador peronista Eduardo Duhalde (2002-2003).

En mayo pasado, ocho expolicías y un exfuncionario fueron condenados a prisión por la muerte de los cinco manifestantes en la Plaza de Mayo en un juicio en el que, por otra parte, seis acusados fueron absueltos y dos resultaron sobreseídos.

De la Rúa fue excluido de ese juicio por una decisión de la Cámara Federal de Casación, que consideró que el entonces mandatario actuó legítima y constitucionalmente al declarar el 19 de diciembre de 2001 el estado de sitio ante las protestas contra su Gobierno.

Ese dictamen fue apelado por los querellantes, pero en 2015 fue confirmado por la Corte Suprema.