16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
26°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 8 de agosto de 2017, 20:40

Gobierno asistirá a 50.000 productores tras daños en cultivos

El Gobierno anunció este martes que asistirá con acompañamiento técnico y reparto de alimentos no perecederos, y por un periodo de 90 días, a unos 50.000 pequeños productores que perdieron sus cultivos a causa de las bajas temperaturas registradas el mes pasado.
EFE

La Secretaría de Emergencia Nacional será la encargada de entregar esos alimentos, al tiempo que el Ministerio de Agricultura y Ganadería proveerá a esos productores de semillas y asistencia técnica para reactivar su producción, informó la Presidencia en un comunicado.

Asimismo, el ministerio lanzará un plan piloto de seguro agrícola que afectará a unos seis departamentos donde hay mayor concentración de familias dedicadas a la agricultura.

Por su parte, el Banco Central del Paraguay, el Banco Nacional de Fomento y el Crédito Agrícola de Habilitación ofrecerán a las familias afectadas orientación financiera para que el pequeño productor entienda su situación económica.

La fuente añadió que el Crédito Agrícola de Habilitación trabaja en la ampliación de la ley para refinanciar las deudas contraídas por pequeños productores.

El Gobierno anunció a finales de julio la puesta en marcha de un plan que destinará G. 109.600 millones (USD 19,7 millones) a paliar los daños causados a los productores agropecuarios por las heladas, las más intensas de los últimos 40 años.

Los cálculos que maneja el Gobierno cifran en 2.600 los productores afectados y en 25 millones de dólares las pérdidas en los cultivos, con especial incidencia en las plantaciones de tomate, sandía o locote.

El anuncio del plan coincide con la presencia de otros grupos de campesinos en Asunción que desde el mes pasado, antes de que se produjeran esos daños ocasionados por las bajas temperaturas, se manifiestan para exigir la condonación de su deudas contraídas con entidades financieras públicas y privadas.