3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 19 de septiembre de 2016, 01:00

Gobernador de Nueva York dice que explosión fue un atentado terrorista

Descartan que haya sido propiciado por la organización Estado Islámico. Hasta ahora ninguna persona ni grupo se ha atribuido la autoría. La explosión se produce cuando se espera la Asamblea de la ONU

REUTERS-AFP-EFE

NUEVA YORK - EEUU

Las autoridades investigan como un "acto terrorista" el ataque con explosivos que causó 29 heridos el sábado en Nueva York, dos días antes de que se instale la Asamblea General de la ONU, pero por ahora descartan que tenga vínculos internacionales.

En una conferencia de prensa, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, señaló que aún se desconoce el móvil del ataque.

"No sabemos la motivación, no sabemos su naturaleza. No sabemos si tuvo una motivación política o si fue una motivación personal", dijo De Blasio en una conferencia de prensa al día siguiente del bombazo.

"Todas las teorías sobre lo que ocurrió y sus conexiones serán analizadas, pero todavía no tenemos evidencia concreta", añadió el alcalde.

El gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, consideró el ataque con bomba como un "acto terrorista", pero descartó que esté vinculado con el "terrorismo internacional", mientras que el comisionado de la policía de la ciudad, James O'Neill, señaló que "al menos hasta ahora ninguna persona o grupo han llamado para declararse responsables".

"El estallido de una bomba en Nueva York es obviamente un acto terrorista, pero (este ataque) no está vinculado al terrorismo internacional. Es decir, no hemos hallado conexiones con el grupo Estado Islámico", dijo este domingo el gobernador Cuomo. "No hay razones para pensar que haya otra amenaza en lo inmediato", añadió.

La explosión provocó 29 heridos que fueron dados de alta este domingo. También causó destrozos en el elegante barrio de Chelsea, una zona de mucho ajetreo, colmada de bares y restaurantes.

"Los 29 heridos fueron dados de alta y salieron del hospital. Es una muy buena noticia", dijo el comandante de bomberos de la ciudad, Daniel Nigro, en una conferencia de prensa.

El ataque se produjo dos días antes de que líderes mundiales encabezados por el presidente Barack Obama converjan en Nueva York para la Asamblea General de la ONU, para cuya seguridad serán desplegados mil agentes adicionales.

El aspirante republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, se solidarizó con las víctimas de Nueva York, con un tuit en el que expresó sus "condolencias y mejores deseos a los familiares y las víctimas de la horrible explosión en Nueva York".

La explosión reavivó los temores de un ataque yihadista, tan solo una semana después de las conmemoraciones por los 15 años de los atentados del 11 de setiembre de 2001 contra las Torres Gemelas, que causaron unos 3.000 muertes.

El gobernador también confirmó que otro artefacto explosivo –un especie de olla de presión a la cual habían sido conectado cables eléctricos y un teléfono celular– fue encontrado sin estallar unas cuadras más lejos, sobre la calle 27.