18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 11 de abril de 2017, 10:42

Glenister anticipa una nueva temporada de 'Outcast' "más grande y más oscura"

Londres, 11 abr (EFE).- El actor británico Philip Glenister, que da vida al reverendo Anderson en la popular serie de televisión "Outcast", promete que la nueva temporada "será más grande y mucho más oscura" que la anterior.

La segunda entrega de la producción de la cadena FOX, adaptación del cómic homónimo creado por Robert Kirkman ("The Walking Dead") y el dibujante Paul Azaceta, regresa con un "sentimiento de paranoia" y "de no saber qué va a pasar", según el actor.

Glenister (Harrow, sur de Inglaterra, 1963), conocido principalmente por su papel en las series "Life on Mars", "Ashes to Ashes" y "Mad Dogs", vuelve a dar vida al reverendo Anderson, pastor evangélico del estado de Virginia (EE.UU), bebedor empedernido y adicto al juego, que se considera un soldado en la Guerra Santa que libra Dios contra las fuerzas del demonio en la Tierra.

"Por lo que he oído, a la gente le gustó mucho la primera temporada. Fue algo lenta, pero se hizo así para que la gente conociera los personajes, para que iniciaran el viaje", dice el actor en una entrevista con EFE en Londres.

"En esta nueva temporada todo es mucho más grande; la gente no sabe qué va a pasar, no saben si la amenaza es sólo en Estados Unidos o en todo el mundo, y vemos, además, que el virus es mucho más grande de lo que se pensaba", relata Glenister.

"Outcast", éxito de crítica y público, cuenta la historia de Kyle Barnes (Patrick Fugit), un hombre que después de regresar a su pueblo intenta descubrir las manifestaciones sobrenaturales -posesiones demoníacas- que sufre un niño de la localidad.

Acompañado del reverendo Anderson, quien está intentando exorcizar al joven, Barnes intenta buscar respuestas a estos enigmas, pero su descubrimiento podría suponer el fin del mundo.

"Antes, el sentimiento de paranoia no se sentía tanto y ahora es mucho mayor; esa desconfianza y esa paranoia están en el pueblo y todo eso se aprecia en un impacto emocional mayor en todos los personajes", cuenta Glenister.

"Veremos conflictos entre los personajes, como el reverendo, Barnes y el Jefe de Policía (Reg E. Cathey). Sin embargo, y ahora más que nunca, todos deben estar unidos para luchar contra esto. Kyle quiere que el reverendo se una y peleen juntos", señala.

"En esta nueva temporada tenemos, además, nuevos personajes como el doctor Kenneth Park (Hoon Lee), que, aunque no puedo decir mucho, es un alguien muy interesante en la serie. También está Maddie Deutch, que hace de líder de una iglesia hippie", dice.

Glenister, un veterano de la escena británica, revela que, para poder dar vida de nuevo de forma convincente al reverendo, se dedicó a ver vídeos de pastores evangélicos, quienes en sus intervenciones "actúan casi como estrellas de 'demirock'".

"Hago el papel de un exorcista, así que no quería hacer mucha búsqueda. Imagínate si vuelvo a casa y empiezo a sumergirme en eso tan oscuro: estaría deprimido todo el puto día y me volvería loco", sostiene.

"Me olvidé de las búsquedas en internet y empecé a ver, desde los hoteles, los canales de televisión evangélicos. Me cautivó esa mierda y ver cómo la gente se creía todo eso que contaban", explica.

El popular actor británico, que encuentra "similitudes entre 'Outcast' y lo que está pasando ahora en el mundo, inmerso en una paranoia continua y basado todo en el miedo", afirma que le gusta trabajar en cadenas de televisión por cable.

"Al emitirse la serie en televisión por cable, los guionistas tienen mucha más libertad creativa. La publicidad no influye tanto, ni los horarios, por lo que puedes decir más insultos. La publicidad paga mucho dinero, ya sea aquí (en Inglaterra), en ITV, o allí, en CBS, ABC o NBC; suele haber un código de conducta sobre lo que puedes decir", afirma.

"Con la televisión por cable y los nuevos formatos como Netflix o Amazon, en los que no hay publicidad, puedes sobrepasar más los límites, ser más oscuro, más real, contar como suceden las cosas de verdad", asegura Glenister.

"Es divertido cuando ojeas el guión y ves palabrotas que puedes decir de verdad. Hay un ejemplo muy claro: 'Get lost!' ("¡Vete al diablo!"), ¡eso no lo dice nadie en la vida real! Todos decimos 'Fuck off!' ("¡Vete a la mierda!")", concluye.

Por Jorge Peris