27 de febrero
Lunes
Poco nublado con tormentas
25°
35°
Martes
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
24°
32°
Jueves
Mayormente nublado
24°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Especiales
lunes 13 de febrero de 2017, 23:17

Gladys y Digno: Una historia de Navidad el 14 de febrero

Gladys Torres (70) y Digno Paredes (70) decidieron unir sus vidas para siempre un 24 de diciembre, en plena víspera de Navidad. Hoy tienen 46 años de casados y muchas historias para contar. Todas basadas en el respeto, la confianza y el amor.

Para la familia de Gladys, Digno no le hacía justicia a su nombre, ya que no lo consideraban un buen partido. Hay que tener en cuenta que hace 46 años, los hombres tenían que mostrar cierta capacidad económica para obtener el visto bueno de la familia, de modo a asegurar a su mujer una vida tranquila.

El papá de Gladys fue el primero en oponerse cuando Digno fue a pedir su mano;, sin embargo, la pareja no desistió y decidió contraer matrimonio un 24 de diciembre, a modo de ahorrar en festejo, según contaron entre risas.

Los juegos de azar también jugaron un papel importante en la vida de esta pareja. De hecho, la suerte de Digno se vio reflejada desde el día uno, ya que si logró realizar una fiesta a lo grande con motivo de su boda fue gracias a que la quiniela estuvo de su lado.

Embed

"Primero empeñé un anillo de oro que tenía, para comprar unos cuantos pollos y cerveza, pero cuando gané la quiniela pude comprar más carne y hasta whisky para la fiesta", comentó mientras en sus ojos se reflejaba que evocaba ese momento como si el lapso de tiempo fuese mucho más corto.

"En los 46 años que estoy con ella no me acuerdo haberle dicho que estoy cansado", dijo el hombre mientras le regalaba una mirada cómplice a su compañera de vida.

Finalmente, con los años, Paredes logró ganarse el cariño, la confianza y por sobre todo, el respeto de su suegro, que aunque no fue a la boda, años después lo trató incluso mejor que a sus propios hijos.

Así fue como la vida de la pareja pasó con altos y bajos, tuvieron 3 hijos, pero perdieron a uno de ellos. También agradecieron a Dios por el nacimiento de una nieta que les regaló 10 años de puro amor, hasta que una enfermedad rara la llevó para siempre.

Ambos se conocieron en Asunción y allí es donde siguen viviendo hasta la actualidad, en la misma casa que un día ardió en llamas y los obligó a iniciar todo de cero, pero que los desafió a estar más unidos que nunca.

Para Gladys, el único secreto del amor es la confianza plena en la pareja y en los sentimientos, mientras que para Digno, se basa en algo tan simple pero tan pocas veces respetado: no llevar los problemas de afuera a la casa.

Embed

"No es fácil, pero tampoco imposible. Hay que tener mucha voluntad, hay que perseverar, esperar, no apurarse", recomendó el hombre, más lúcido que cualquiera a sus 70 años.

"Este anillo tengo en la mano hace 46 años y asumo que me lo quité en tres oportunidades, todas las veces en una casa de empeños", dijo el padre de familia entre bromas

Agradecieron los buenos y malos momentos que vivieron siendo ya una familia y recomendaron a las parejas jóvenes a no perder tan rápido la paciencia, conocer íntimamente a su pareja, con fortalezas y falencias, y aceptarlos tal y como son.