9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 12 de julio de 2016, 01:08

Giancarlo Stanton es el nuevo "rey" jonronero al ganar el Derby del All-Star

San Diego (EEUU), 11 jul (EFE).- El jardinero de origen puertorriqueño Mike Stanton, de los Marlins de Miami, se proclamó hoy como nuevo campeón del Derby de Jonrones que se celebró como anticipo a la 87 edición del Juego de las Estrellas del béisbol profesional de las Grandes Ligas.

Stanton impresionó el lunes con su poderío y destronó a Todd Frazier, de los Medias Blancas de Chicago, en el Derby de Jonrones, que tuvo como escenario el Petco Park de San Diego.

El toletero del equipo de Miami impuso un récord, con 61 bambinazos, incluidos 20 en la última ronda del concurso, en lo que fue toda una exhibición de poder con el bate.

Dos de esos jonrones depositaron la pelota en el tercer piso del edificio de la Western Metal Supply Co, que se yergue detrás del jardín izquierdo del Petco Park, algo muy difícil de alcanzar.

Otros dos cuadrangulares pusieron la bola justo debajo de la pizarra electrónica, también en el bosque izquierdo ante el delirio de los aficionados.

El toletero superó la marca de 41 vuelacercas que había impuesto el venezolano Bobby Abreu en el Derby celebrado en el 2005.

"Desde luego, haber hecho el viaje a la Costa del Oeste y tomar el vuelo hasta acá para participar habría sido un desperdicio si no me llevaba este bebé a casa"", comentó Stanton en referencia al trofeo. "La pasé muy bien, fue un momento explosivo, brillante, de los que te gusta disfrutar como pelotero".

Stanton había definido mejor que nadie lo sucedido y su poder e inspiración fue algo especial, como pocas veces se puede ver en un diamante de las mayores.

Su jonrón más largo fue de unos 497 pies. Prodigó los ocho batazos más largos de la competición y 20 de los 21 más profundos.

"Sabía que si entraba en una buena racha, podía hacer que durara", indicó. "Simplemente esperaba que mi swing no decayera y ahí iba a estar la clave".

Frazier, quien ganó la competencia en 2015 con los Rojos de Cincinnati, conectó 13 cuadrangulares en la última ronda.

Stanton podrá buscar la defensa de su título el año próximo, cuando los Marlins serán anfitriones del Juego de Estrellas, lo que hará que todas las festividades del descanso veraniego tengan un significado especial.

"Aquí en San Diego es donde comenzaron mis recuerdos de la infancia, mirando el Derby de Jonrones", relató Stanton, originario de Los Ángeles. "Tal vez algunos chicos me estén mirando. Quiero que sientan lo que yo sentía entonces".

Stanton es el pelotero mejor pagado de las mayores, con un contrato por 13 años y 325 millones de dólares, al que hizo honor.

Su nuevo entrenador de bateo es Barry Bonds, el toletero que más jonrones ha logrado en la historia de las Grandes Ligas durante la competición de temporada regular.

"Es un gran profesional, que sabe muy bien todo lo relacionado con el mundo del bateo y de como hacer mejor contacto cuando te llega la pelota a tu terreno", señaló Stanton.

En la primera ronda del concurso, Stanton logró 24 cuadrangulares para eliminar al dominicano Robinson Canó, de los Marineros de Seattle, quien se quedó con siete.

Llegaron las semifinales y bateó otros 17 y se impuso a Mark Trumbo, de los Orioles de Baltimore, quien consiguió 14, lo que hizo que Stanton llegase a la gran final.

A pesar de quedar eliminado, Trumbo, líder esta temporada en las mayores con 28 jonrones, logró dos de los más impresionantes del concurso.

Por su parte, Frazier, quien no forma parte de los equipos que se enfrentarán este martes en el Juego de Estrellas, superó al venezolano Carlos González, de los Rockies de Colorado, en la primera ronda. En las semifinales, eliminó a Adam Duvall, de los Rojos de Cincinnati.

El edificio de la Western Metal Supply Co. sirvió como uno de los mejores blancos en la historia del Derby.

Se unió al almacén de Camden Yards, en Baltimore, sede de la competencia en 1993, y al cuerpo de agua conocido como McCovey Cove, frente al AT&T Park de San Francisco, que albergó el Juego de Estrellas en 2007.

"Ha sido una noche muy especial que he disfrutado al máximo", agregó Stanton.