19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 23 de mayo de 2017, 01:00

“Gestión discrecional y dilapidación de recursos”

La Contraloría General de la República (CGR), a través de su titular, Enrique García, cuestionó a las entidades binacionales (Itaipú y Yacyretá) por la manera en que encaran las contrataciones y porque no permiten que el órgano contralor realice auditorías integrales para examinar el manejo de sus presupuestos.

García señaló que, en lo poco y limitado que ha accedido el ente contralor en las hidroeléctricas, ha detectado una gestión discrecional en la administración de los fondos generados, con total descontrol.

“En las auditorías practicadas a las entidades se ha evidenciado una gestión discrecional, alejada de cualquier tipo de política preestablecida y al margen de todo tipo de control, determinantes de la escasa eficiencia y de la dilapidación desenfrenada de recursos destinados por los entes binacionales a proyectos en el marco de una alegada responsabilidad social de los mismos”, cuestionó la CGR en un informe enviado a ÚH.

Aseguró que, dados estos antecedentes, le parece un “despropósito” que todavía existan sectores que desean impedir el total acceso de la Contraloría. Manifestó que la estructura jurídica infranqueable al escrutinio externo que presentan las binacionales se construyó durante los gobiernos dictatoriales, pero que esta ya se encuentra alejada de las actuales prácticas internacionales de control gubernamental. Añadió que la Constitución Nacional, en su artículo 283, habilita a la CGR a fiscalizar los bienes y patrimonio, dentro de los cuales se enmarcan Itaipú y Yacyretá.

SON PÚBLICAS. Pablo Seitz, ex director de Contrataciones Públicas, afirmó que las dos binacionales son entidades públicas, pese a ser creadas por un Tratado internacional.

Explicó que tienen sus propios reglamentos, pero los recursos que manejan Itaipú y Yacyretá se constituyen en dinero público, y deben respetar los principios fundamentales del derecho público y administrativo. Además, deben brindar igualdad de oportunidades en las licitaciones, apuntó.