4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 2 de agosto de 2016, 01:00

Funcionarios de Salud piden blindar parte del sueldo por descuentos

Unos 300 afectados por prácticas en torno a préstamos usurarios que otorgan casas comerciales, y que pertenecen a planteles de hospitales públicos, solicitaron que el ministro de Salud, Antonio Barrios, interceda ante el Banco Nacional de Fomento (BNF) para que se les blinde parte del sueldo y que no se les descuente todo el monto mensual, en cumplimiento de los compromisos de deudas con los comercios.

Según Laura González, una de las líderes del grupo de damnificados por la irregularidad, sostuvo que el primer paso de la coordinadora de afectados fue llevar ayer al ministro de Salud el pedido formal para que los funcionarios de este Ministerio, y que están percibiendo mínimas cantidades de dinero como salario, puedan tener por lo menos parte de su acreditación a disposición, ya que muchos cobran un promedio de apenas G. 20.000, por los descuentos.

“Estamos pasando el mismo caso que los compañeros del Ministerio de Educación y Cultura (MEC); somos 300 los afectados a nivel nacional y queremos sumarnos más, para tener mayor fuerza. Solicitamos al ministro Barrios que procure un blindaje del 25% de nuestro sueldo mensual. Hemos tomado compromisos con las casas comerciales que, inescrupulosamente, forzaron nuestra buena voluntad, a causa de las necesidades que tenemos”, especificó la funcionaria.

Algunas casas comerciales otorgan créditos disfrazados con la compra de electrodomésticos, a tasas usurarias y sin ningún control por parte de organismo estatal, según este diario había constatado.

Además de pedir el blindaje, los afectados apelarán a la Unidad de Delitos Económicos del Ministerio Público para que se investigue a las casas comerciales que operan de manera irregular, en tanto que también solicitarán el congelamiento de las cuentas hasta que se verifique si aquellas siguen funcionando, si se ha pagado todo (en este caso que se devuelvan los pagarés) e incluso si se constata lo que sospechan los damnificados, en cuanto a que algunos negocios incluso falsificaron firmas de los funcionarios.

“Rubros como el seguro médico e insalubridad también se está consignando todo como salario, y por ello esos montos entran también en los descuentos por compra de electrodomésticos, pero eso debería ser apuntado aparte del sueldo mediante otras planillas y códigos”, reclamó además González.