3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 31 de julio de 2016, 01:00

Funcionarios ganaron en junio igual o más que los propios diputados

La implementación de la matriz salarial, de acuerdo con lo que expresaron desde un primer momento desde el Poder Ejecutivo, que sería para sincerar y racionalizar los recursos estatales, no sucede en la realidad.

Para constatar esta situación, solo basta mirar las varias veces millonarias remuneraciones que perciben los funcionarios de la Cámara de Diputados, quienes en muchos casos sobrepasan los salarios de los propios legisladores.

Como si los salarios no fueran suficientes, en el pasado mes de junio, los funcionarios de la Cámara Baja percibieron emolumentos en concepto de gratificación (un aguinaldo extra). Con esto, 70 funcionarios (ver infografía de la página de enfrente) llegaron a cobrar entre G. 30 y G. 50 millones en un solo mes.

El monto más alto lo percibió el secretario general, Carlos Antonio Samudio: 53.108.800 guaraníes.

Embed

Desde la sede parlamentaria indicaron que la Ley de presupuesto les permite el pago de hasta dos gratificaciones en el año y que la mayoría de las instituciones del Estado tienen previstas presupuestariamente esa segunda gratificación.

Destacaron que sin embargo en Diputados, por orden de mesa directiva, se estableció solamente una, la depositada en junio.

INTERPELACIÓN. En abril del año pasado, el ministro de la Secretaría de la Función Pública, Humberto Peralta, fue interpelado por el pleno de la Cámara de Diputados, porque sostuvo en unas declaraciones a medios de prensa, que la nueva matriz salarial para los funcionarios de la Cámara de Diputados es una estafa para la ciudadanía y una aplicación antiética e irracional.

La nueva matriz salarial fue presentada en el 2014 por el Ejecutivo con la Ley del Presupuesto General de la Nación. En dicha normativa se explicó que el Ministerio de Hacienda, conjuntamente con la Secretaría de la Función Pública, avanzó en la aplicación de una nueva matriz salarial, conforme con competencias de los funcionarios según niveles de cargos, que orientará la política de salarios para los siguientes ejercicios fiscales, con un impacto fiscal cero.

Sin embargo, esta situación nunca se dio en la realidad, debido a que simplemente se aplicó la matriz sin tener en cuenta las competencias de los funcionarios.