10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 5 de agosto de 2016, 08:06

Funcionarios de Capasa sometidos a alcotest en horario laboral

Los funcionarios de Cañas Paraguayas SA (Capasa) fueron sometidos a la prueba del alcotest durante el horario laboral con intervención de la Policía.

El procedimiento se realizó en las oficinas de Capasa el miércoles a las 14.00 con acompañamiento de la Policía Nacional, pero sin orden judicial, denunció Daniel González, uno de los trabajadores de la empresa estatal.

González rechaza la intervención que ordenó el presidente de la institución, Iván Ojeda, quien debe entregar informes al Congreso por denuncias de supuesta sobrefacturación.

Para el funcionario, lo correcto hubiera sido que ante la sospecha de consumo de bebidas alcohólicas, se comunique a la Fiscalía para que esta realice el procedimiento mediante una orden judicial. "Ahora yo me siento como un delincuente; vino la Policía a mi segunda casa donde vengo a ganarme el pan", se lamentó.

Señaló que se trata en realidad de una persecución a los funcionarios, en tanto que otros, fieles a la administración, reciben un plus salarial. Hace algunos meses se denunciaron supuestas sobrefacturaciones en la compra de etiquetas y de un automóvil.

Agregó que valora las declaraciones del presidente de la República Horacio Cartes sobre la transparencia en los entes estatales, pero dice que "en la práctica su confianza que está en las instituciones públicas no cumplen".


Sanciones para casos positivos

Los funcionarios que den positivo al alcotest se exponen a sanciones, que serán analizadas por la Asesoría Jurídica, que a su vez analizará los antecedentes para determinar una medida. Según el presidente de Capasa, de las 30 personas sometidas a la prueba, tres habrían estado con alcohol en la sangre, aunque aún aguarda el reporte oficial de la Policía.

Sobre el procedimiento, considera que no fue necesario tener una orden judicial para la intervención. Ante sospechas de consumo de bebidas alcohólicas en el predio de la institución, solicitó a la Comisaría 1.ª los aparatos y los agentes para manipularlos.

El primer motivo por el que decidió a recurrir a este control fue por seguridad, ya que los funcionarios manipulan productos y conducen vehículos; luego por la responsabilidad profesional e imagen de la empresa, comentó a ÚH.COM.

Sobre González, mencionó que durante un año estuvo como planillero en la Municipalidad de Asunción y que con la nueva administración retornó a Capasa, donde pidió una suma de dinero muy alta en concepto de retiro voluntario.