22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 10 de mayo de 2017, 04:04

Fuerzas iraquíes recuperan un barrio del oeste de Mosul controlado por el EI

Mosul (Irak), 10 may (EFE).- Las fuerzas iraquíes han recuperado hoy un nuevo barrio en el oeste de la ciudad septentrional de Mosul en su ofensiva para expulsar a los terroristas del grupo Estado Islámico (EI) de la urbe, informaron fuentes militares.

En un comunicado, la Comandancia de las Operaciones Conjuntas iraquíes anunció que las Fuerzas Antiterroristas liberaron el barrio de Al Maamel e izaron la bandera iraquí sobre sus edificios, tras intensos enfrentamientos que causaron bajas en las filas de los terroristas.

Por su parte, un comandante de las Fuerzas Antiterroristas, general Maan al Saadi, aseguró a Efe por teléfono que las unidades especiales irrumpieron esta madrugada en este distrito, ubicado entre la zona industrial de Wadi Ekab y la carretera principal de la zona de Bauabat al Sham.

Al Saadi especificó que los combates duraron tres horas y que las fuerzas especiales, con el apoyo de los helicópteros de guerra del Ejército iraquí, consiguieron destruir doce vehículos bomba del EI, y mataron a los suicidas que conducían estos coches, cuyo objetivo era el de obstaculizar el avance de las unidades castrenses.

Las Fuerzas Antiterroristas llegaron, según la fuente militar, cerca del barrio occidental de Al Islah al Zeraai, un bastión destacado de los extremistas, e irrumpieron también en el acceso meridional del barrio de Al Haramat.

Tras abrir un nuevo frente el pasado 4 de mayo en el noroeste de la parte occidental de la urbe, que queda dividida en dos por el río Tigris, las fuerzas iraquíes, con el apoyo de la coalición internacional -liderada por EEUU- continúan avanzando en la campaña militar iniciada en esta zona el pasado mes de febrero.

Sin embargo, las tropas gubernamentales continúan estancadas en el casco antiguo de la ciudad, la zona donde se está librando la batalla más compleja por la estrechez de sus calles y la afluencia de civiles.