30 de abril
Lunes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
24°
Martes
Mayormente despejado
19°
27°
Miércoles
Nublado con chubascos
19°
26°
Jueves
Chubascos
19°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 6 de octubre de 2016, 04:10

Fuerzas afganas, con apoyo de EEUU, expulsan a los talibanes del centro de Kunduz

Kabul, 6 oct (EFE).- Las fuerzas de seguridad afganas, con apoyo aéreo de Estados Unidos, han repelido a los talibanes en el centro de Kunduz y continúan los combates en la periferia de esta ciudad del norte de Afganistán, en la que los insurgentes entraron hace tres días.

"Después de los intensos combates de anoche, los talibanes han sido expulsados de varias zonas de la ciudad y empujados hacia la periferia", indicó a Efe el jefe de la Policía regional de Kunduz, Mahfuzullah Akbari.

"La operación continúa y esperamos que las áreas restantes en la periferia sean también despejadas", agregó.

Akbari detalló que la situación dentro de la ciudad ahora es de "calma", aunque los talibanes siguen disparando con morteros desde las cuatro entradas de la localidad.

Ahora la principal operación se desarrolla en las zonas del sureste de la ciudad, donde continúa el avance con apoyo aéreo a medida que los talibanes se retiran de las casas de los civiles, donde se habían venido refugiando.

A medida que se replegaban, los insurgentes han incendiado tiendas y mercados, incluido "el mayor mercado de comida", indicó.

Según la fuente, al menos 120 talibanes y 14 soldados han muerto en los combates.

"La gente tiene miedo, algunos se han marchado y aquellos que quedaron atrapados están tratando de salir hacia la vecina provincia Takhar", dijo Akbari.

Mientras prosiguen los combates, miembros del Parlamento y de la sociedad civil criticaron hoy en una rueda de prensa en Kabul al Gobierno por el fracaso en el control de la situación en Kunduz.

"La gente está viviendo una tragedia; no hay electricidad, agua ni comida, la mayoría están atrapados en los combates y no pueden abandonar la ciudad", indicó Abdullah Qarluq, representante en la Cámara Alta afgana por Kunduz.

Agregó que hay "tropas suficientes en Kunduz y no han sido dirigidas de la manera en que debía hacerse".

"Las fuerzas de seguridad han avanzado, pero no es suficiente ya que los talibanes todavía están en las cuatro entradas a la ciudad y los combates continúan", señaló.

"La gente no ha podido ni enterrar a sus muertos", indicó, por su parte, Ghulam Muhaiuddin, un activista de la sociedad civil en la misma rueda de prensa.

El ataque de los talibanes contra Kunduz comenzó en la madrugada del pasado lunes, poco más de un año después de que lograran tomar la ciudad y controlarla durante dos días en su mayor conquista militar desde 2001.

Los insurgentes han ido ganando terreno en el país desde que la OTAN puso fin a su misión militar el 1 de enero de 2015, y en este momento, de acuerdo con fuentes estadounidenses, mantienen el control de alrededor de un tercio del país.